Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El edema leve suele desaparecer por sí solo, en especial si ayudas elevando la extremidad afectada por encima de la altura del corazón.

El edema más grave puede tratarse con medicamentos que ayudan al cuerpo a expulsar el exceso de líquido por la orina (diuréticos). Uno de los diuréticos más frecuentes es la furosemida (Lasix).

El control a largo plazo suele concentrarse en el tratamiento de la causa de fondo de la inflamación. Si el edema se produce como consecuencia del uso de medicamentos, tu médico puede ajustar tu receta o buscar un medicamento alternativo que no cause edema.

Sept. 19, 2014