El edema es una hinchazón causada por el exceso de líquido atrapado en los tejidos del cuerpo. Si bien el edema puede afectar cualquier parte del cuerpo, se observa con mayor frecuencia en las manos, los brazos, los pies, los tobillos y las piernas.

El edema puede producirse como consecuencia del uso de medicamentos, del embarazo o de una enfermedad de fondo, como insuficiencia cardíaca, enfermedad renal o cirrosis hepática.

A menudo, el edema se alivia al tomar medicamentos para eliminar el exceso de líquido y al reducir la cantidad de sal en tus comidas. Cuando el edema es un signo de una enfermedad de fondo, la enfermedad en sí misma requiere un tratamiento diferente.

Sept. 19, 2014