Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Un óvulo fecundado no se puede desarrollar normalmente fuera del útero. Para prevenir complicaciones que ponen en riesgo la vida, debe extirparse el tejido ectópico.

Si el embarazo ectópico se detecta a tiempo, puede usarse una inyección del medicamento metotrexato para detener el crecimiento celular y disolver las células existentes. Es imprescindible que el diagnóstico de un embarazo ectópico sea preciso antes de empezar el tratamiento.

Después de la inyección, el médico controlará tu sangre para detectar la hormona del embarazo coriogonadotropina humana. Si el nivel de la hormona continúa alto, es posible que necesites otra inyección de metotrexato.

En otros casos, el embarazo ectópico se trata con cirugía laparoscópica. En este procedimiento, se realiza una pequeña incisión en el abdomen, en el ombligo o cerca de él. A continuación el médico usa un tubo delgado con una lente de cámara y una luz (laparoscopio) para ver la zona.

Se pueden insertar otros instrumentos en el tubo o a través de otras pequeñas incisiones a fin de extraer el tejido ectópico y reparar la trompa de Falopio. Si la trompa de Falopio está considerablemente dañada, podría ser necesario extraerla.

Si el embarazo ectópico provoca un sangrado intenso o si la trompa de Falopio se ha roto, podría ser necesario que te realicen una cirugía de emergencia a través de una incisión abdominal (laparotomía). En algunos casos, se puede reparar la trompa de Falopio. Sin embargo, comúnmente debe extraerse la trompa si presenta una rotura.

El médico controlará tus niveles de coriogonadotropina humana después de la cirugía para asegurarse de que se haya extraído todo el tejido ectópico. Si los niveles de coriogonadotropina humana no disminuyen rápidamente, podría ser necesaria una inyección de metotrexato.

Jan. 20, 2015