Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si el médico sospecha que tienes un embarazo ectópico, podría hacerte un examen pélvico para ver si tienes dolor, sensibilidad o una masa en las trompas de Falopio o los ovarios. No obstante, una exploración física sola en general no es suficiente para diagnosticar un embarazo ectópico. El diagnóstico se confirma frecuentemente con análisis de sangre y estudios por imágenes, como la ecografía.

En una ecografía estándar, se dirigen ondas sonoras de alta frecuencia a los tejidos de la región abdominal. Sin embargo, al principio del embarazo, el útero y las trompas de Falopio están más cerca de la vagina que de la superficie abdominal. La ecografía probablemente se realice con un dispositivo con forma de varilla que se coloca en la vagina (ecografía transvaginal).

Algunas veces, es demasiado pronto para detectar un embarazo mediante una ecografía. Si el diagnóstico está en duda, el médico podría controlar tu afección con análisis de sangre hasta que se pueda confirmar o descartar el embarazo ectópico mediante una ecografía, generalmente, entre cuatro y cinco semanas después de la concepción.

En una situación de emergencia, si tienes un sangrado intenso, por ejemplo, un embarazo ectópico podría diagnosticarse y tratarse quirúrgicamente.

Jan. 20, 2015