Aunque la dificultad para tragar no puede prevenirse, puedes reducir el riesgo de padecerla ocasionalmente al comer lentamente y masticar bien los alimentos. La detección temprana y el tratamiento efectivo de la ERGE puede reducir el riesgo de desarrollar disfagia asociada con estenosis esofágica.

Oct. 15, 2014