Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

A menudo los mareos mejoran sin tratamiento. Al cabo de un par de semanas, el cuerpo por lo general se adapta a lo que sea que lo causa.

Si buscas tratamiento, el médico se basará en la causa de tu enfermedad y tus síntomas. Puede consistir en medicamentos y ejercicios de equilibrio. Aún si no se encuentra la causa de tus mareos o si los mareos persisten, los medicamentos de venta con receta y los demás tratamientos pueden hacer que los síntomas sean más manejables.

Medicamentos

  • Diuréticos. Si tienes la enfermedad de Ménière, el médico te puede recetar diuréticos. Esto, junto con una dieta reducida en sal, puede ayudar a reducir la frecuencia de tus episodios de mareos.
  • Medicamentos que reducen los mareos. Los antihistamínicos, tales como la meclizina (Antivert) pueden brindar un alivio a corto plazo para el vértigo. Los anticolinérgicos ayudan a disminuir los mareos. Comprenden los parches de escopolamina para colocarse en la piel (Transderm Scop).
  • Medicamentos para tratar las náuseas (antieméticos). El médico puede recetar un medicamento para aliviar de inmediato de las náuseas. Algunos pueden causar somnolencia.
  • Medicamentos para la ansiedad. El diazepam (Valium) y el alprazolam (Xanax) pertenecen a una clase de medicamentos llamados «benzodiazepinas», que pueden causar adicción. También pueden causar somnolencia.
  • Medicamentos preventivos para la migraña. Algunos medicamentos pueden prevenir los ataques de migraña.

Terapia

  • Maniobras de posicionamiento de la cabeza. Existe una técnica llamada «maniobra de reposicionamiento canalicular» (o maniobra de Epley) que, por lo general, ayuda a mejorar el vértigo postural paroxístico benigno con mayor rapidez que simplemente esperar a que los mareos desaparezcan. Puede hacerlo el médico, un audiólogo o un fisioterapeuta, ya que requiere maniobrar la posición de la cabeza. Por lo general es eficaz después de uno o dos tratamientos. Antes de someterte a este procedimiento, dile al profesional de salud si tienes algún problema de cuello o espalda, desprendimiento de retina o problemas de vasos sanguíneos.
  • Terapia de equilibrio. Puedes aprender ejercicios específicos para ayudar a que tu sistema de equilibrio sea menos sensible al movimiento. Esta técnica de fisioterapia se llama «rehabilitación vestibular». Se usa para personas con mareos debidos a trastornos en el oído interno, tales como la neuritis vestibular.
  • Psicoterapia. Este tipo de terapia puede ayudar a las personas cuyos mareos se deban a trastornos de ansiedad.

Procedimientos quirúrgicos y otros

  • Inyecciones. El médico puede inyectar el oído interno con un antibiótico llamado «gentamicina» para deshabilitar la función del equilibrio. El oído no afectado asume esa función.
  • Eliminación del órgano sensorial del oído interno. El procedimiento llamado «laberintectomía» es muy poco frecuente. Inhabilita el laberinto vestibular en el oído afectado. El otro oído asume la función del equilibrio. Esta técnica puede usarse si tienes pérdida de audición grave y tus mareos no han respondido a otros tratamientos.
Aug. 11, 2015