Las personas que sufren mareos pueden describirlos como cualquiera de una serie de sensaciones, tales como:

  • Una sensación falsa de movimiento o vueltas (vértigo)
  • Aturdimiento o sensación de desmayo
  • Inestabilidad o pérdida del equilibrio
  • Sensación de estar flotando en el aire, atontado o con la cabeza pesada

Estas sensaciones pueden desencadenarse o empeorarse al caminar, ponerse de pie o mover la cabeza. El mareo puede estar acompañado de náuseas o ser tan repentino o intenso que necesitas sentarte o acostarte. Puede durar unos segundos o días, y puede repetirse.

Cuándo consultar al médico

Llama al 911 o busca ayuda médica de urgencia si sufres mareos con:

  • Dolor de cabeza repentino o intenso
  • Vómitos continuos
  • Cambio repentino en el habla, la visión o la audición
  • Tropiezos o dificultad para caminar
  • Desmayo
  • Dolor en el pecho o frecuencia cardíaca irregular
  • Entumecimiento o debilidad
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre alta
  • Cuello muy rígido
  • Una lesión en la cabeza
  • Convulsiones

Consulta con el médico si tienes mareos recurrentes, súbitos o intensos, o mareos, desmayos, aturdimiento o vértigo prolongados.

Aug. 11, 2015