Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento depende de la gravedad de tus signos y síntomas.

Diverticulitis sin complicaciones

Si tus síntomas son leves, es posible que te trates en casa. Es probable que tu médico te recomiende lo siguiente:

  • Antibióticos, para tratar la infección.
  • Una dieta líquida por unos días mientras tus intestinos se recuperan. Una vez que los síntomas mejoren, puedes agregar alimentos sólidos a tu dieta de manera gradual.
  • Un analgésico de venta libre, como acetaminofeno (Tylenol, etc.).

Este tratamiento es exitoso en entre el 70 % y el 100 % de las personas con diverticulitis sin complicaciones.

Diverticulitis con complicaciones

Si tienes un ataque agudo u otros problemas de salud, es probable que necesites ser hospitalizado. El tratamiento suele consistir en lo siguiente:

  • Antibióticos por vía intravenosa
  • Si se ha formado un absceso, la colocación de un tubo para drenarlo

Cirugía

Es probable que necesites cirugía para tratar la diverticulitis en los siguientes casos:

  • Si tienes una complicación, como un perforación, un absceso, una fístula o una obstrucción intestinal
  • Si has tenido varios episodios de diverticulitis sin complicaciones
  • Si eres un paciente inmunocomprometido

Existen dos tipos principales de cirugía:

  • Resección intestinal primaria. El cirujano extirpa los segmentos enfermos de tu intestino y luego vuelve a conectar los segmentos saludables (anastomosis). Esto te permite defecar de manera normal. Según la cantidad de tejido inflamado, puedes tener una cirugía abierta o un procedimiento mínimamente invasivo (laparoscopía).
  • Resección intestinal con colostomía. Si tu inflamación es tal que resulta imposible volver a conectar tu colon con tu recto, el cirujano realizará una colostomía. Una abertura (estoma) en tu pared abdominal se conecta con la parte saludable de tu colon. Los desechos pasan por la abertura hasta una bolsa. Una vez que la inflamación desaparece, la colostomía se puede revertir y el intestino se vuelve a conectar.

Atención de seguimiento

Es posible que tu médico te recomiende una colonoscopía seis semanas después de tu recuperación de la diverticulitis, en especial si no te has hecho ese estudio el año previo. No parece haber un vínculo directo entre la enfermedad diverticular y el cáncer de colon o el cáncer colorrectal. Sin embargo, la colonoscopía (que resulta imposible durante un ataque de diverticulitis) puede excluir el cáncer de colon como la causa de tus síntomas.

En ocasiones, se recomienda una cirugía. No obstante, las antiguas recomendaciones de cirugía en función del número de ataques han sido cuestionadas, ya que la mayoría de las personas evolucionan bien incluso luego de dos o más ataques. La decisión de someterse a cirugía es personal y, en general, se basa en la frecuencia de ataques y en si han surgido complicaciones.

Aug. 07, 2014