Existen varios factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar diverticulitis:

  • Envejecimiento. La incidencia de la diverticulitis aumenta con la edad.
  • Obesidad. Tener un gran sobrepeso aumenta tus posibilidades de desarrollar diverticulitis. La obesidad mórbida puede aumentar el riesgo de requerir tratamientos más invasivos para la diverticulitis.
  • Fumar. Las personas que fuman cigarrillos son más propensas a experimentar diverticulitis que quienes no fuman.
  • Falta de ejercicio. El ejercicio intenso parece reducir tu riesgo de diverticulitis.
  • Dieta alta en grasas animales y baja en fibras, aunque la función de la fibra baja sola no es clara.
  • Algunos medicamentos. Varios medicamentos se asocian con un mayor riesgo de diverticulitis, entre ellos los esteroides, los opiáceos y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB, etc.) y naproxeno (Aleve).
Aug. 07, 2014