Las complicaciones de un codo dislocado comprenden:

  • Fractura. La fuerza que disloca el codo puede ocasionar también la fractura de alguno de los huesos del codo.
  • Pinzamiento de los nervios. Si bien no es frecuente, los nervios que atraviesan el codo pueden pinzarse o quedar atrapados entre los huesos dislocados, o dentro de la articulación cuando se reubican los huesos. El pinzamiento de los nervios puede producir entumecimiento del brazo y la mano.
  • Arterias atrapadas. Si bien no es frecuente, los vasos sanguíneos del brazo y de la mano pueden pinzarse o quedar atrapados entre los huesos dislocados, o dentro de la articulación realineada. La falta de suministro de sangre puede provocar dolor intenso y daño permanente en los tejidos del brazo y de la mano.
  • Fracturas por avulsión. En algunos casos de dislocación del codo, un ligamento estirado puede arrancar un fragmento pequeño de hueso de su punto de anclaje. Este tipo de lesión es más frecuente en los niños.
  • Artrosis. La articulación dislocada corre mayor riesgo de presentar artrosis en el futuro.
April 03, 2015