Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si bien no existe cura para la hiperostosis esquelética idiopática difusa, hay medidas que puedes tomar para disminuir el dolor y la rigidez. El tratamiento también pretende evitar que el trastorno empeore y prevenir las complicaciones.

Debido a la relación que existe entre la hiperostosis esquelética idiopática difusa y trastornos como la obesidad, la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, el tratamiento de estos trastornos puede desacelerar o frenar el avance de la hiperostosis esquelética idiopática difusa.

Tratamiento del dolor

El tratamiento del dolor provocado por la hiperostosis esquelética idiopática difusa es similar al de otros trastornos de las articulaciones. Tu médico puede recomendarte paracetamol (Tylenol y otros) o medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros). El dolor más intenso se puede tratar con inyecciones de corticoesteroides.

Tratamiento de la rigidez

La fisioterapia reduce la rigidez asociada con la hiperostosis esquelética idiopática difusa. Los ejercicios también aumentan la amplitud de movimiento de tus articulaciones. Consulta con tu médico sobre los ejercicios específicos que puedes hacer. Él te derivará a un fisioterapeuta para que te oriente mejor.

Cirugía

En casos excepcionales puede ser necesaria la cirugía, cuando la hiperostosis esquelética idiopática difusa provoca complicaciones graves. Las personas que tienen dificultad para tragar debido a espolones (osteofitos) grandes en el cuello pueden necesitar cirugía para eliminarlos. La cirugía también puede aliviar la presión sobre la médula espinal provocada por la hiperostosis esquelética idiopática difusa.

Sept. 16, 2015