Posiblemente, no tengas signos ni síntomas si padeces hiperostosis esquelética idiopática difusa. Para aquellos que tienen signos y síntomas, la porción superior de la espalda (columna vertebral torácica) es la más afectada. Algunos signos y síntomas son:

  • Rigidez. La rigidez puede ser más perceptible por la mañana.
  • Dolor. Es posible que sientas dolor en la espalda o en otras zonas afectadas, como los hombros, los codos, las rodillas o los talones.
  • Pérdida de la amplitud de movimiento. Tal vez la observes más cuando te estires de lado a lado.
  • Dificultad para tragar o voz ronca. Es posible que experimentes esto si padeces hiperostosis esquelética idiopática difusa en el cuello.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico si tienes dolor o rigidez persistente en alguna articulación o en la espalda.

Sept. 16, 2015