Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

No hay curas conocidas para la neuropatía diabética. El tratamiento para la neuropatía diabética se concentra en lo siguiente:

  • reducir el avance de la enfermedad;
  • aliviar el dolor;
  • controlar las complicaciones y restablecer funciones.

Reducir el avance de la enfermedad

Mantener el nivel de azúcar en sangre dentro del rango objetivo de forma constante puede ayudar a prevenir o retrasar el avance de la neuropatía diabética e, incluso, puede mejorar algunos de los síntomas que ya tienes. Tu médico determinará el rango objetivo más conveniente para ti en función de varios factores, como tu edad, el tiempo que has tenido diabetes, tu salud general y la presencia de otras enfermedades.

Para muchas personas con diabetes, Mayo Clinic por lo general recomienda los siguientes niveles de azúcar en sangre:

  • Entre 80 y 120 mg/dl (o 4,4 y 6,7 mmol/l) para personas de 59 años o menos sin otras enfermedades de base.
  • Entre 100 y 140 mg/dl (o 5,6 y 7,8 mmol/l) para personas de 60 años o más, o para aquellos con otras enfermedades, como trastornos del corazón, los pulmones y los riñones.

Para retrasar el daño en los nervios, puedes hacer lo siguiente:

  • Sigue las recomendaciones de tu médico para un buen cuidado de los pies.
  • Mantén controlada tu presión arterial.
  • Sigue un plan de alimentación saludable.
  • Haz mucha actividad física.
  • Mantén un peso saludable.
  • Deja de fumar.
  • Evita las bebidas alcohólicas o, si tienes permitido su consumo, bebe con moderación.

Aliviar el dolor

Existen muchos medicamentos que se utilizan para el alivio del dolor de los nervios, pero no funcionan para todos los pacientes y la mayoría produce efectos secundarios que deben compararse con los beneficios que ofrecen. También existen varias terapias alternativas, como la crema de capsaicina (hecha con ají), las sesiones de fisioterapia o la acupuntura, que pueden ayudarte a aliviar el dolor. Los médicos suelen utilizarlas junto con medicamentos, pero algunas pueden ser eficaces por sí mismas.

Entre los tratamientos para el alivio del dolor pueden incluirse los siguientes:

  • Medicamentos anticonvulsivos. Aunque algunos medicamentos como gabapentina (Gralise, Neurontin), pregabalina (Lyrica) y carbamazepina (Carbatrol, Tegretol) se utilizan para tratar trastornos convulsivos (epilepsia), también se recetan para dolores en los nervios. Entre los efectos secundarios pueden incluirse somnolencia, mareos e hinchazón.
  • Antidepresivos. Los antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina, desipramina (Norpramin) e imipramina (Tofranil), pueden aliviar síntomas leves y moderados al interferir con los procesos químicos de tu cerebro que hacen que sientas dolor. Sin embargo, pueden producir varios efectos secundarios, como sequedad en la boca, sudor, aumento de peso, estreñimiento y mareos.

    En el caso de algunos pacientes, los antidepresivos que reciben el nombre de inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN), como duloxetina (Cymbalta), pueden aliviar el dolor y tienen menos efectos secundarios. Entre los posibles efectos secundarios de los IRSN se incluyen náuseas, somnolencia, mareos, disminución del apetito y estreñimiento.

Controlar las complicaciones y restablecer funciones

Existen tratamientos específicos para muchas de las complicaciones de la neuropatía. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Problemas en el tracto urinario. Los medicamentos antiespasmódicos (anticolinérgicos), algunas técnicas conductistas, como la orina programada, y algunos dispositivos, como los pesarios (anillos que se colocan en la vagina para prevenir la pérdida de orina), pueden resultar útiles para tratar la pérdida de control de la vejiga. Una combinación de terapias puede ser lo más efectivo.
  • Problemas digestivos. Para aliviar los signos y síntomas de la gastroparesia (indigestión, eructos, náuseas o vómitos), los médicos sugieren consumir comidas en porciones más pequeñas y con mayor frecuencia, y reducir el consumo de fibras, grasas y (para muchas personas) sopas y purés. Los cambios en la dieta y algunos medicamentos pueden ayudar a aliviar la diarrea, el estreñimiento y las náuseas.
  • Presión arterial baja al levantarse (hipotensión ortostática). Esto puede aliviarse con cambios de hábito simples, como no beber alcohol, tomar mucha agua, y sentarse y pararse lentamente. Puede que tu médico te recomiende un vendaje abdominal, un dispositivo de compresión para tu abdomen y medias de compresión. Existen varios medicamentos que pueden utilizarse, ya sea de forma individual o en conjunto, para tratar la hipotensión ortostática.
  • Disfunción sexual. Sildenafil (Revatio, Viagra), tadalafil (Adcirca, Cialis) y vardenafil (Levitra) pueden mejorar la función sexual en algunos hombres. Sin embargo, estos medicamentos no son eficaces ni seguros para todas las personas. Los dispositivos mecánicos de vacío pueden aumentar el flujo de sangre hacia el pene. Las mujeres pueden utilizar lubricantes vaginales.
Feb. 24, 2015