Si padeces diabetes, corres un mayor riesgo de tener diversas enfermedades de los huesos y las articulaciones. Ciertos factores, como la lesión a los nervios (neuropatía diabética), la enfermedad arterial y la obesidad, pueden contribuir con estos problemas; sin embargo, la causa a menudo no es clara.

Obtén más información sobre diversas enfermedades de los huesos y las articulaciones, incluso los síntomas y las opciones de tratamiento.

¿Qué es?

La articulación de Charcot, también llamada «artropatía neuropática», ocurre cuando la articulación se deteriora a causa de una lesión al nervio, y es una complicación frecuente de la diabetes. La articulación de Charcot afecta principalmente a los pies.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que tengas entumecimiento y hormigueo o pérdida de sensibilidad en las articulaciones afectadas. Es posible que se vuelvan inestables, se hinchen o se deformen.

¿Cómo se trata?

Si se detecta en sus primeras etapas, se puede aminorar el avance de la enfermedad. Puede resultar útil limitar las actividades que impliquen soportar peso y usar soportes ortopédicos en la articulación afectada y las estructuras que la rodean.

¿Qué es?

El síndrome de la mano diabética, también conocido como «queiroartropatía», es un trastorno en el cual la piel de las manos se vuelve más gruesa y cerosa. Con el tiempo, se reduce la movilidad de los dedos. No se conoce la causa del síndrome de la mano diabética. Se da con mayor frecuencia en personas que han tenido diabetes por mucho tiempo.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que no puedas extender los dedos por completo o juntar las palmas de las manos.

¿Cómo se trata?

La fisioterapia y un mejor control del nivel de glucosa en sangre pueden retrasar el avance de esta afección.

¿Qué es?

La osteoporosis es un trastorno que hace que los huesos se debiliten y sean propensos a fracturarse. Las personas con diabetes tipo 1 tienen un mayor riesgo de padecer osteoporosis.

¿Cuáles son los síntomas?

Es poco frecuente que la osteoporosis cause síntomas en las etapas iniciales. Con el tiempo, cuando la enfermedad está más avanzada, podrías tener pérdida de estatura, postura encorvada o fracturas óseas.

¿Cómo se trata?

Un estilo de vida saludable que comprenda realizar ejercicios para soportar el peso, como caminar, y seguir una dieta bien equilibrada rica en calcio y vitamina D —que contenga suplementos si es necesario— son las mejores maneras de abordar este trastorno.

¿Qué es?

La artrosis es un trastorno en las articulaciones que se caracteriza por el deterioro del cartílago de las articulaciones. Puede afectar cualquier articulación del cuerpo. Las personas con diabetes tipo 2 tienen un mayor riesgo de padecer artrosis, probablemente debido a la obesidad —un factor de riesgo para la diabetes tipo 2— y no tanto a la diabetes en sí.

¿Cuáles son los síntomas?

La artrosis puede provocar dolor articular, hinchazón y rigidez, así como pérdida de flexibilidad o movimiento de las articulaciones.

¿Cómo se trata?

El tratamiento comprende hacer ejercicio y mantener un peso saludable, cuidar la articulación afectada y dejarla descansar, tomar medicamentos para el dolor y, en casos poco frecuentes, someterse a cirugía. También pueden resultar útiles los tratamientos complementarios, como la acupuntura y los masajes.

¿Qué es?

La hiperostosis esquelética idiopática difusa, también llamada «enfermedad de Forestier», es un endurecimiento de los tendones y de los ligamentos que, por lo general, afecta la columna vertebral. La hiperostosis esquelética idiopática difusa puede asociarse con la diabetes tipo 2, tal vez, debido a la insulina o a los factores de crecimiento parecidos a esta que estimulan el crecimiento de hueso nuevo.

¿Cuáles son los síntomas?

Puedes sentir dolor, rigidez o disminución de la amplitud de movimiento en cualquier parte afectada del cuerpo. Si la hiperostosis esquelética idiopática difusa afecta la columna vertebral, podrías sentir rigidez en la espalda o en el cuello.

¿Cómo se trata?

El tratamiento consiste en controlar los síntomas, habitualmente con analgésicos (Tylenol y otros), y, en casos excepcionales, puede requerir cirugía para eliminar el hueso que creció debido a este trastorno.

¿Qué es?

La contractura de Dupuytren es una deformidad en la que uno o más dedos de la mano se doblan hacia la palma. Se produce por el engrosamiento del tejido conjuntivo de la palma de la mano y de los dedos, y por la formación de cicatrices en este tejido. La contractura de Dupuytren es frecuente en personas que han tenido diabetes durante mucho tiempo, quizá debido a los cambios metabólicos relacionados con la diabetes.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que notes un engrosamiento de la piel de la palma de la mano. Con el tiempo, tal vez, no puedas estirar por completo uno o más dedos.

¿Cómo se trata?

Si sientes dolor, es posible que una inyección de esteroides pueda ayudar a reducir la inflamación. Si la enfermedad te impide sujetar objetos, otras opciones son una cirugía, una inyección de enzimas colagenasas o una técnica mínimamente invasiva denominada «aponeurotomía» que separa el tejido grueso.

¿Qué es?

El hombro rígido es un trastorno caracterizado por dolor en el hombro y amplitud de movimiento limitada. Normalmente, afecta un solo hombro. Aunque a menudo no se conoce la causa, la diabetes es un factor de riesgo frecuente.

¿Cuáles son los síntomas?

El hombro rígido provoca dolor o sensibilidad cuando mueves el hombro, rigidez en la articulación y menor amplitud de movimiento.

¿Cómo se trata?

Si se comienza a tiempo, una fisioterapia agresiva puede ayudar a preservar el movimiento y la amplitud de movimiento de la articulación.

March 24, 2017