La diabetes tipo 1 no puede prevenirse. Sin embargo, las mismas elecciones de un estilo de vida saludable que ayudan a tratar la prediabetes, la diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional también pueden ayudar a prevenirlas:

  • Consumir alimentos saludables. Elige alimentos ricos en fibra, con bajo contenido graso y pocas calorías. Concéntrate en las frutas, los vegetales y los cereales integrales. Intenta consumir alimentos variados para no aburrirte.
  • Hacer más actividad física. Intenta hacer actividad física moderada 30 minutos por día. Haz una caminata a paso ligero todos los días. Anda en bicicleta. Nada algunos largos en la piscina. Si no puedes realizar un entrenamiento prolongado, divídelo en sesiones más cortas durante el día.
  • Bajar esas libras de más. Si tienes sobrepeso, perder al menos un 7 por ciento del peso corporal —por ejemplo, 14 libras (6,4 kilos) si pesas 200 libras (90,9 kilos)— puede reducir el riesgo de diabetes. Para mantener tu peso dentro de un nivel saludable, concéntrate en hacer cambios permanentes en tus hábitos alimentarios y de ejercicio. Motívate recordando los beneficios de bajar de peso, como tener un corazón más saludable, más energía y mayor autoestima.

A veces los medicamentos también son una opción. Los medicamentos orales para la diabetes, como la metformina (Glucophage, Glumetza y otros) pueden reducir el riesgo de diabetes tipo 2, pero las elecciones de un estilo de vida saludable siguen siendo esenciales.

Haz que te controlen el nivel de azúcar en sangre al menos una vez al año para comprobar que no presentes diabetes tipo 2.

July 31, 2014