Soy mujer y hace cuatro años que sufro de cistitis crónica. Mi médico siempre me da antibióticos, pero la infección sigue volviendo. ¿Qué puedo hacer?

Answers from Erik P. Castle, M. D.

Muchos factores hacen que una mujer tenga más probabilidad de padecer cistitis recurrente, un tipo de infección urinaria. Entre estos factores se incluyen:

  • Piedras en los riñones o la vejiga
  • Bacterias que ingresan a la uretra durante las relaciones sexuales
  • Cambios en los niveles de estrógeno durante la menopausia
  • Una forma o un funcionamiento anormal de las vías urinarias
  • Un riesgo heredado de padecer cistitis (predisposición genética)

Si ha tenido cistitis documentada mediante cultivo dos o más veces en un período de seis meses, considere la posibilidad de consultar con un urólogo: un médico que se especializa en diagnosticar y tratar las enfermedades de las vías urinarias.

Para determinar qué está provocando las infecciones repetidas, el urólogo podría recomendar lo siguiente:

  • Análisis de cultivo de orina de una muestra obtenida con un catéter
  • Examen visual de la vejiga y la uretra con un cistoscopio con luz (cistoscopia)
  • Tomografía computarizada (TC) de las vías urinarias

El tratamiento se dirige a la causa de base, en lo posible. Si tu médico no puede encontrar una causa, una de las siguientes opciones podría resultar útil:

  • Un antibiótico de largo plazo y dosis baja durante un período de entre seis meses y dos años
  • Terapia con antibióticos intermitente o autodirigida (por ejemplo, tomar un antibiótico después de tener relaciones sexuales o comenzar un ciclo de antibióticos suministrados anticipadamente por tu médico cuando aparece el primer signo de infección urinaria)
  • Terapia vaginal con estrógeno (si no tomas un estrógeno oral) para los signos o síntomas relacionados con la sequedad vaginal (vaginitis atrófica) después de la menopausia

La opinión de los expertos difiere en cuanto a si determinados cambios en el estilo de vida reducen el riesgo de cistitis, pero lo siguiente podría ayudar:

  • Bebe abundante líquido, especialmente agua, para ayudar a eliminar las bacterias
  • Orina con frecuencia, especialmente cuando sientas necesidad
  • Después de orinar o de evacuar los intestinos, límpiate desde adelante hacia atrás
  • Toma duchas en lugar de baños en una tina
  • Lava suavemente la piel que rodea la vagina y el ano todos los días con un jabón suave y abundante agua
  • Usa formas de anticoncepción diferentes del diafragma y los espermicidas
  • Vacía la vejiga lo antes posible después de tener relaciones sexuales
  • Evita usar desodorantes en aerosol o productos femeninos con perfume en la zona genital

En los estudios, se obtuvieron resultados contradictorios acerca de si el jugo de arándanos rojos podría tener propiedades contra las infecciones que pudieran ayudar a prevenir las infecciones urinarias. Sin embargo, probablemente no tenga ninguna desventaja probar el jugo de arándanos rojos para ver si te ayuda; solo ten cuidado con las calorías. Para la mayoría de las personas, tomar jugo de arándanos rojos es seguro, pero algunas presentan dolor de estómago o diarrea.

Sept. 20, 2016