Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La ciclotimia requiere tratamiento durante toda la vida (incluso durante los períodos en los que te sientes mejor) generalmente dirigido por un profesional de salud mental capacitado en el tratamiento de la enfermedad. Para tratar la ciclotimia, el médico o profesional de salud mental intenta:

  • Disminuir el riesgo de trastorno bipolar I o II porque la ciclotimia conlleva un riesgo alto de transformarse en trastorno bipolar
  • Reducir la frecuencia y gravedad de los síntomas, lo que te permite tener una vida más equilibrada y amena
  • Prevenir una reincidencia de los síntomas mediante el tratamiento continuo durante los períodos de remisión (tratamiento de mantenimiento)
  • Tratar los problemas de consumo de alcohol u otras sustancias, ya que pueden empeorar los síntomas de la ciclotimia

Los principales tratamientos para la ciclotimia son los medicamentos y la psicoterapia.

Medicamentos

No existen medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) específicamente para la ciclotimia, pero el médico puede recetar medicamentos usados para tratar el trastorno bipolar. Estos medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas de la ciclotimia y evitar períodos de síntomas hipomaníacos o depresivos.

Psicoterapia

La psicoterapia, también llamada «terapia psicológica» o «terapia de conversación», es una parte vital del tratamiento para la ciclotimia y puede brindarse en contextos individuales, familiares o grupales. Existen varios tipos de terapias que pueden ayudar, como los siguientes:

  • Terapia cognitiva conductual. Como tratamiento frecuente para la ciclotimia, el foco de la terapia cognitiva conductual es identificar comportamientos y creencias negativos y poco saludables, y reemplazarlos por otros positivos y saludables. Puede ayudar a identificar qué desencadena los síntomas. También aprendes estrategias eficaces para controlar el estrés y enfrentar situaciones angustiantes.
  • Terapia interpersonal y de ritmo social. La terapia interpersonal y de ritmo social se centra en la estabilización de los ritmos diarios, como el sueño, el tiempo activo y los horarios para comer. Una rutina regular permite controlar mejor el estado de ánimo. Las personas con trastornos del estado de ánimo pueden beneficiarse si establecen una rutina diaria de sueño, dieta y ejercicio.
  • Otras terapias. Se han estudiado otras terapias con cierta evidencia de éxito. Pregúntale al médico si otras opciones pueden ser adecuadas para ti.
June 04, 2015