Tratamiento

Los tratamientos para el síndrome de Cushing se diseñaron para reducir el alto nivel de cortisol en el cuerpo. El mejor tratamiento depende de la causa del síndrome. Entre las opciones de tratamiento se incluyen:

  • Reducción del uso de corticoesteroides. Si la causa del síndrome de Cushing es un uso prolongado de corticoesteroides, el médico puede mantener los signos y síntomas del síndrome bajo control mediante la reducción del medicamento durante un período, mientras que continúa ofreciendo un tratamiento adecuado para el asma, la artritis o cualquier otra afección. Para muchos de estos problemas de salud, el médico puede recetar medicamentos sin corticoesteroides, lo que permite reducir las dosis o eliminar el uso de corticoesteroides por completo.

    No debes reducir las dosis ni suspender los corticoesteroides por tu cuenta. Solo debes hacerlo bajo la supervisión de un médico.

    La suspensión de estos medicamentos puede generar niveles deficientes de cortisol. La reducción gradual de los corticoesteroides permite que el cuerpo reanude la producción normal de cortisol.

  • Cirugía. Si la causa del síndrome de Cushing es un tumor, el médico puede recomendar una extirpación quirúrgica completa. La extirpación de los tumores hipofisarios suele estar a cargo de un neurocirujano, que realiza el procedimiento a través de la nariz. Si el tumor se encuentra en las glándulas suprarrenales, los pulmones o el páncreas, el cirujano puede extirparlo mediante una operación estándar o, en algunos casos, con el uso de técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, con incisiones más pequeñas.

    Luego de la operación, deberás tomar medicamentos de reemplazo de cortisol para proporcionar al cuerpo la cantidad correcta de cortisol. En la mayoría de los casos, finalmente volverás a una producción normal de las hormonas suprarrenales y el médico podrá reducir gradualmente los medicamentos de reemplazo.

    No obstante, este proceso puede tardar hasta un año o más tiempo. En algunos casos, las personas con el síndrome de Cushing nunca vuelven a tener una función normal de las glándulas suprarrenales y necesitan una terapia de reemplazo durante toda la vida.

  • Radioterapia. Si el cirujano no puede extirpar el tumor hipofisario por completo, por lo general indicará que se realice radioterapia junto con la operación. Asimismo, la radiación se puede utilizar en personas que no pueden someterse a una cirugía.

    La radiación se puede suministrar en pequeñas dosis durante un período de seis semanas o mediante una técnica denominada radiocirugía estereotáctica (bisturí de rayos gamma). En el segundo procedimiento, que se suministra como un solo tratamiento, se utiliza una gran dosis de radiación en el tumor y se minimiza la exposición a la radiación de los tejidos circundantes.

  • Medicamentos. Se pueden utilizar medicamentos para controlar la producción de cortisol cuando la cirugía y la radioterapia no brindan resultados. También se pueden utilizar medicamentos antes de la cirugía en las personas que están muy enfermas por el síndrome de Cushing. Los médicos pueden recomendar una terapia con medicamentos antes de la cirugía con el fin de mejorar los signos y síntomas, y minimizar el riesgo de la cirugía.

    Entre los medicamentos para controlar la producción excesiva de cortisol de las glándulas suprarrenales se incluyen ketoconazol (Nizoral), mitotano (Lysodren) y metirapona (Metopirone).

    La mifepristona (Korlym) se aprobó para las personas con síndrome de Cushing que tienen diabetes tipo 2 o intolerancia a la glucosa. La mifepristona no reduce la producción de cortisol, sino que bloquea el efecto del cortisol sobre los tejidos.

    Entre los efectos secundarios de estos medicamentos se incluyen fatiga, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, dolores musculares, presión arterial alta, bajo nivel de potasio e hinchazón. Algunos tienen efectos secundarios más graves, como efectos secundarios neurológicos y hepáticos.

    El medicamento más novedoso para el síndrome de Cushing es pasireotida (Signifor), que reduce la producción de la hormona adrenocorticotropa de un tumor hipofisario. Este medicamento se administra mediante una inyección dos veces por día. Se recomienda en los casos en que la cirugía hipofisaria no dio resultado o no se puede llevar a cabo.

    Los efectos secundarios son bastante frecuentes y entre ellos se incluyen diarrea, náuseas, alto nivel de glucemia, cefalea, dolor abdominal y fatiga.

    En algunos casos, el tumor o su tratamiento generará un déficit de otras hormonas producidas por la hipófisis o las glándulas suprarrenales, y el médico recomendará medicamentos para reemplazar estas hormonas.

Si ninguna de estas opciones de tratamiento son adecuadas o eficaces, el médico puede recomendar una extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenales (supranenalectomía bilateral). Este procedimiento solucionará la producción excesiva de cortisol, pero requerirá medicamentos de reemplazo de por vida.

Aug. 18, 2017
References
  1. Lacroix A, et al. Cushing's syndrome (Síndrome de Cushing). The Lancet. 2015;386:913.
  2. Cushing's syndrome (Síndrome de Cushing). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. http://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/endocrine/cushings-syndrome/Pages/fact-sheet.aspx. Último acceso: 30 de diciembre de 2015.
  3. Nieman LK. Overview of the treatment of Cushing's syndrome (Descripción general del tratamiento del síndrome de Cushing). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de diciembre de 2015.
  4. Nieman LK. Epidemiology and clinical manifestations of Cushing's syndrome (Epidemiología y manifestaciones clínicas del síndrome de Cushing). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de diciembre de 2015.
  5. Raff H. Cushing syndrome — Update on testing (Síndrome de Cushing: actualización de análisis). Endocrinology and Metabolism Clinics of North America (Clínicas de Endocrinología y Metabolismo de Norteamérica). 2015;44:43.
  6. Nieman LK. Establishing the diagnosis of Cushing's syndrome (Establecimiento del diagnóstico del síndrome de Cushing). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de diciembre de 2015.
  7. Cook AJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 9 de septiembre de 2015.
  8. Nippoldt TN (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 17 de enero de 2016.
  9. Signifor prescribing information (Información de prescripción de Signifor). Stein, Switzerland; Novartis Pharma Stein AG: Marzo de 2015. http://hcp.novartis.com/products/signifor/cushings-disease/. Último acceso: 19 de enero de 2016.