Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La costocondritis suele desaparecer por sí sola, aunque es posible que dure varias semanas o más. El tratamiento se centra en el alivio del dolor.

Medicamentos

El médico podría recomendarte:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Si bien ciertos medicamentos, como el ibuprofeno (Motrin IB) o el naproxeno sódico (Aleve) son de venta libre, el médico podría recetarte variantes más fuertes de estos medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Los efectos secundarios pueden comprender daños al revestimiento del estómago y los riñones.
  • Tranquilizantes. Si el dolor es intenso, el médico podría recetarte medicamentos que contengan codeína, como hidrocodona/paracetamol (Vicodin, Norco) u oxicodona/paracetamol (Tylox, Roxicet, Percocet). Los tranquilizantes pueden generar dependencia.
  • Antidepresivos. Los antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina, a menudo se utilizan para controlar el dolor crónico (en especial si este te impide dormir durante la noche).
  • Medicamentos anticonvulsivos. El medicamento para la epilepsia gabapentina (Neurontin) también ha sido exitoso en el control del dolor crónico.

Terapia

Los tratamientos de fisioterapia pueden comprender:

  • Ejercicios de estiramiento. Los ejercicios suaves de estiramiento de los músculos del pecho pueden ser útiles.
  • Estimulación nerviosa. En un procedimiento llamado «estimulación nerviosa eléctrica transcutánea», un dispositivo envía una corriente eléctrica débil a través de parches adhesivos sobre la piel cerca de la zona de dolor. La corriente puede interrumpir o enmascarar las señales del dolor, lo que les impide llegar al cerebro.

Cirugías y otros procedimientos

Si las medidas conservadoras no funcionan, el médico podría sugerirte inyectar un anestésico y un corticoesteroide directamente en la articulación con dolor.

March 20, 2015