Cómo prepararse antes de su cita

Escrito por personal de Mayo Clinic

Es posible que te deriven a un médico que se especializa en enfermedades de las articulaciones (reumatólogo).

Qué puedes hacer

  • Toma nota de tus síntomas, incluso los que puedan parecer no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Anota tu información médica más importante, incluidas otras enfermedades y cualquier antecedente de lesiones que hayas sufrido en la articulación que te duele.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos, vitaminas y suplementos.
  • Pídele a un familiar o amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar lo que te diga el médico.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle a tu médico

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué medidas de cuidado personal es probable que me ayuden a mejorar mis síntomas?
  • ¿Es necesario que limite alguna actividad?
  • ¿A qué signos y síntomas debería estar atento en mi casa?
  • ¿En cuánto tiempo esperas que los síntomas desaparezcan?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos de manera conjunta?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle a tu médico, no dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede dejar tiempo para repasar los puntos sobre los que quieres dedicarle más tiempo. Te puede preguntar lo siguiente:

  • ¿Cuándo tuviste estos síntomas por primera vez? ¿Han empeorado con el tiempo?
  • Where is your pain located?
  • ¿El ejercicio o el esfuerzo físico hacen que los síntomas empeoren?
  • ¿Hay algo que haga que el dolor mejore o empeore?
  • ¿Tienes problemas para respirar?
  • ¿Tuviste alguna infección respiratoria recientemente?
  • ¿Tuviste alguna lesión reciente en el pecho?
  • ¿Te han diagnosticado alguna otra enfermedad?
  • ¿Experimentaste mucho estrés o cambios significativos hace poco?
  • ¿Sabes si tienes antecedentes familiares de problemas cardíacos?
March 20, 2015