Si el síndrome de dolor regional complejo no se diagnostica y ni se trata a tiempo, la enfermedad puede causar signos y síntomas más incapacitantes. Estos pueden ser:

  • Desgaste del tejido (atrofia). Si evitas mover un brazo o una pierna a causa del dolor, o si te cuesta mover una extremidad debido a la rigidez, la piel, los huesos y los músculos pueden comenzar a deteriorarse y debilitarse.
  • Endurecimiento muscular (contractura). También puedes experimentar endurecimiento muscular. Esto puede conducir a un trastorno en el que las manos y los dedos de las manos, o los pies y los dedos de los pies, se contraen en una posición fija.
April 12, 2014