No es fácil librarte de un resfriado, pero tomar mucho líquido puede ayudarte. Bebe agua, jugo, caldo, sopa de pollo o agua con limón caliente con miel. Los fluidos van a aflojar la congestión, y te mantendrán hidratado. Evita el alcohol, el café y, los refrescos con cafeína, que pueden hacer que empeore la deshidratación.

March 02, 2016