Aún no hay consenso al respecto porque muchos estudios sobre el zinc, tanto los que creen que es beneficioso como los que no, aún contienen puntos débiles en sus conclusiones. En estudios con resultados positivos, las pastillas o el jarabe con zinc parece acortar el resfriado en un día, y parece ser más efectivo cuando se toma dentro de las 24 horas desde que comenzaron los síntomas. Tomar pastillas de zinc con comida puede reducir los efectos secundarios, como el mal gusto en la boca o las náuseas. El zinc intranasal no es una buena opción porque puede dañar permanentemente el sentido del olfato.

March 02, 2016