No existe una cura para el resfriado común. Pero ¿qué pasa con los remedios para el resfriado que aseguran hacerte sentir mejor más rápido? Averigua qué es efectivo — y qué no.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los remedios para el resfriado son casi tan comunes como el resfriado común, pero ¿son efectivos? Nada puede curar un resfriado; pero hay algunos remedios que pueden ayudarte a aliviar tus síntomas y a no sentirte tan mal. Aquí hay algunos de los remedios comunes para el resfriado y lo que se sabe acerca de ellos.

Si contraes un resfriado, es probable que te enfermes por una o dos semanas, pero eso no significa que debas sentirte mal. Además de descansar lo suficiente, estos remedios pueden ayudarte a sentirte mejor:

  • Mantente hidratado. El agua, jugo, consomé o agua de limón tibia con miel te ayudan a descongestionar y previenen la deshidratación. Evita tomar alcohol, café y refrescos con cafeína, ya que pueden empeorar la deshidratación.
  • Descansa. Tu cuerpo necesita sanar.
  • Alivia el dolor de garganta. Hacer gárgaras con agua salada — de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal disuelta en 250 mL de agua tibia — puede aliviar el dolor o la irritación de garganta de forma temporal. No es probable que los niños menores de 6 años puedan hacer gárgaras de forma correcta.

    También puedes probar trocitos de hielo, aerosoles para el dolor de garganta, pastillas o caramelos macizos. No les des pastillas o caramelos macizos a niños menores de 3 o 4 años porque pueden atragantarse con ellos.

  • Combate la congestión. Las gotas nasales de solución salina y los aerosoles de venta libre pueden ayudarte a aliviar la congestión y el malestar. Para los bebés, los expertos recomiendan aplicar varias gotas de solución salina en una fosa nasal y después aspirarla con cuidado con una pera de goma. Para hacerlo, presiona la pera de goma, coloca con cuidado la punta en la fosa nasal cerca de 6 a 12 milímetros (alrededor de 1/4 a 1/2 pulgada) y suelta la pera lentamente. Los aerosoles nasales con solución salina pueden utilizarse en niños mayores.
  • Alivia el dolor Se recomienda dar sólo paracetamol a los niños de 6 meses o menos. Los niños mayores de 6 meses pueden tomar paracetamol o ibuprofeno. Pregunta al médico de tu hijo cuál es la dosis correcta para su edad y peso. Los adultos pueden tomar paracetamol (Tylenol, entre otros), ibuprofeno (Advil, Motrin IB, entre otros) o aspirina.

    Ten cuidado al dar aspirina a niños o adolescentes. Aunque el uso de la aspirina está aprobado para niños mayores de 3 años, los niños y adolescentes que están recuperándose de la varicela o que tienen síntomas similares a los de la influenza no deben tomarla. Esto se debe a que la aspirina se ha relacionado con el síndrome de Reye, una enfermedad poco frecuente, pero que posiblemente pone en riesgo la vida.

  • Bebe líquidos calientes. Un remedio para el resfriado que se utiliza en diversas culturas es beber líquidos calientes, como sopa de pollo, té, o jugo de manzana caliente, ya que pueden calmarte y aliviar la congestión al aumentar el flujo del mucus.
  • Agrega humedad al aire.  Un vaporizador o humidificador de aire frío puede agregar humedad a tu casa, lo que ayuda a descongestionarte. Cambia el agua diariamente y límpia el aparato de acuerdo con las instrucciones del fabricante. No uses vapor, pues no se ha demostrado que sea útil y puede provocar quemaduras.
  • Prueba medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado. Para los adultos y los niños mayores de 5 años, los descongestionantes, antihistamínicos y analgésicos de venta libre pueden ayudar a aliviar los síntomas . Sin embargo, no previenen los resfriados ni acortan su duración y la mayoría tiene algunos efectos secundarios.

    Los expertos coinciden en que los niños pequeños no deben consumirlos. Tomar muchos medicamentos de este tipo o hacer mal uso de ellos puede causar graves daños.

    Tómalos sólo como se indica. Algunos remedios para el resfriado contienen múltiples ingredientes, como un descongestionante más un analgésico, así que lee las etiquetas de los medicamentos que tomes para asegurarte de que no estás tomando demasiado de alguno de ellos.

La lista de remedios que no son efectivos para el resfriado es larga. Entre los más comunes y que no funcionan se encuentran:

  • Antibióticos. Atacan las bacterias, pero no ayudan a combatir los virus del resfriado. Evita pedir antibióticos a tu médico para tratar el resfriado o usar antibióticos viejos que tengas a la mano. No mejorarás más rápido, además de que el mal uso de antibióticos contribuye al grave y creciente problema de bacterias resistentes a los antibióticos.
  • Medicamentos de venta libre para el resfriado y la tos en niños pequeños. Los medicamentos de venta libre para el resfriado y la tos pueden provocar efectos secundarios graves e incluso poner en riesgo la vida de los niños. La FDA advierte que no se deben dar a niños menores de 6 años.

A pesar de los estudios en curso, no existe un consenso en el ámbito científico sobre algunos remedios populares para el resfriado, como la vitamina C y la equinácea. A continuación, te mostramos una actualización sobre algunos remedios alternativos comunes:

  • Vitamina C. Parece que, en general, tomar vitamina C no ayuda a las personas promedio a prevenir los resfriados. Sin embargo, tomar vitamina C antes de que aparezcan los primeros síntomas del resfriado puede acortar su duración. La vitamina C puede ser beneficiosa para las personas con alto riesgo de contraer resfriados debido a la exposición frecuente — por ejemplo, los niños que asisten a la guardería durante el invierno.
  • Equinácea. Los resultados sobre la utilidad de la equinácea para prevenir o acortar los resfriados son diversos. Algunos estudios no muestran ningún beneficio. Otros muestran una disminución en la gravedad y duración de los síntomas del resfriado cuando se toma en sus primeras etapas. Es probable que los diferentes tipos de equinácea utilizados en distintos estudios hayan contribuido a los diversos resultados.

    La equinácea parece ser más efectiva si la tomas cuando notas los síntomas de resfriado y continúas tomándola durante siete a 10 días. Parece ser segura para los adultos saludables, pero puede interactuar con muchos medicamentos. Consulta a tu médico antes de tomar equinácea o cualquier otro suplemento.

  • Zinc. Se ha hablado mucho sobre tomar zinc para el resfriado desde que un estudio en 1984 mostró que los suplementos de zinc hacían que la gente no se enfermara. Desde entonces, la investigación ha proporcionado resultados contradictorios sobre el zinc y los resfriados.

    Algunos estudios muestran que las pastillas o el jarabe de zinc reducen la duración de un resfriado en un día, especialmente si se toman dentro de las 24 horas de los primeros signos y síntomas del resfriado.

    Algunos estudios también muestran que tomar zinc en forma regular puede reducir el número de resfriados cada año, el número de faltas a la escuela, y la cantidad de antibióticos que se requiere dar a niños que por lo general son sanos.

    El zinc también tiene efectos secundarios con el potencial de causar daño. Habla con tu doctor antes de considerar el uso del zinc para prevenir los resfriados o reducir su duración.

Aunque por lo general tienen poca importancia, los resfriados pueden hacerte sentir muy mal. Probar el último remedio resulta tentador, pero lo mejor que puedes hacer es cuidar de ti mismo. Descansa, toma líquidos y mantén el aire húmedo a tu alrededor. Recuerda lavarte las manos con frecuencia.

April 03, 2015