El coma es un estado de inconsciencia prolongado que puede ser causado por diferentes problemas: lesión traumática en la cabeza, accidente cerebrovascular, tumor cerebral, intoxicación por droga o alcohol, o incluso una enfermedad de fondo, como diabetes o una infección.

El coma es una emergencia médica. Es necesario actuar rápido para preservar la vida y la función cerebral. Por lo general, los médicos ordenan una batería de análisis de sangre y una tomografía computarizada del cerebro para intentar determinar qué está causando el coma para que se pueda iniciar el tratamiento adecuado.

El coma rara vez dura más de varias semanas. Las personas que quedan inconscientes durante un período más largo pueden pasar a un estado vegetativo persistente.

Según la causa del coma, las personas que están en estado vegetativo persistente durante más de un año tienen muy pocas posibilidades de despertar.

Los signos y síntomas del coma generalmente son los siguientes:

  • Ojos cerrados
  • Reflejos del tronco encefálico debilitados, como que las pupilas no respondan a la luz
  • Las extremidades no responden, salvo los movimientos reflejos
  • La persona no responde a los estímulos dolorosos, salvo los movimientos reflejos
  • Respiración irregular

Cuándo consultar al médico

El coma es una emergencia médica. Busca atención médica inmediata.

Muchos tipos de problemas pueden provocar un coma. Algunos ejemplos son:

  • Lesiones cerebrales traumáticas. Las lesiones cerebrales traumáticas, a menudo causadas por accidentes de tránsito o actos de violencia, son causas frecuentes de coma.
  • Accidente cerebrovascular. La irrigación disminuida o interrumpida de sangre al cerebro (accidente cerebrovascular), que puede ser causada por arterias bloqueadas o el estallido de un vaso sanguíneo, puede provocar un coma.
  • Tumores. Los tumores en el cerebro o en el tronco encefálico pueden producir un coma.
  • Diabetes. En las personas con diabetes, el aumento muy alto (hiperglucemia) o la disminución muy baja (hipoglucemia) de los niveles de azúcar en sangre pueden provocar un coma.
  • Falta de oxígeno. Las personas rescatadas de un ahogamiento o aquellas a las que se las resucitado después de un ataque cardíaco pueden no despertar debido a la falta de oxígeno en el cerebro.
  • Infecciones. Las infecciones como la encefalitis o la meningitis causan hinchazón (inflamación) del cerebro, la médula espinal o los tejidos que rodean el cerebro. Los casos graves de estas infecciones pueden provocar daño cerebral o un coma.
  • Convulsiones. Las convulsiones continuas pueden provocar un coma.
  • Toxinas. La exposición a toxinas, como monóxido de carbono o plomo, pueden causar daño cerebral y un coma.
  • Drogas y alcohol. Las sobredosis con drogas o alcohol pueden provocar un coma.

Si bien muchas personas se recuperan gradualmente de un coma, otras pasan a un estado vegetativo o mueren. Algunas personas que se recuperan de un coma pueden tener discapacidades importantes o menores.

Pueden aparecer complicaciones durante un coma, entre ellas, úlceras de decúbito, infecciones de la vejiga, coágulos sanguíneos en las piernas y otros problemas.

El coma es una afección de emergencia. Si estás con alguien que manifiesta signos y síntomas de un coma, llama al 911 o al número local de emergencias inmediatamente.

Cuando llegues al hospital, el personal de la sala de urgencias necesitará la mayor cantidad de información posible de la familia y de los amigos sobre lo que le sucedió a la persona afectada antes del coma. Camino al hospital, se te pueden hacer las siguientes preguntas mientras vas en la ambulancia:

  • ¿El coma comenzó de manera abrupta o gradual?
  • ¿Había problemas de visión, mareos o entumecimiento antes?
  • ¿La persona afectada tiene antecedentes de diabetes, convulsiones o accidentes cerebrovasculares?
  • ¿Observaste algún cambio de salud en la persona afectada durante el período previo al coma, como fiebre o dolor de cabeza cada vez peor?
  • ¿Observaste algún cambio de la capacidad de función en la persona afectada durante el período previo al coma, como caídas o confusión frecuentes?
  • ¿La persona afectada usaba algún medicamento recetado o no recetado?

Debido a que las personas que están en coma no se pueden expresar solas, los médicos deben confiar en los indicios físicos y en la información brindada por la familia y por los amigos. Prepárate para brindar información sobre la persona afectada, incluso lo siguiente:

  • Eventos previos al coma, como vómitos o dolores de cabeza
  • Detalles sobre cómo la persona afectada perdió el conocimiento, incluso si se produjo repentinamente o con el transcurso del tiempo
  • Cualquier signo o síntoma notable antes de perder la conciencia
  • La historia clínica de la persona afectada, que comprende otras enfermedades que puede haber tenido en el pasado, como un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio
  • Los cambios recientes en la salud o en la conducta de la persona afectada
  • El consumo de medicamentos de la persona afectada, incluidos los medicamentos con receta y de venta libre, así como las drogas no aprobadas o ilegales, como las drogas recreativas

Exploración física

En una exploración física, los médicos verificarán los movimientos y los reflejos, la respuesta a los estímulos dolorosos y el tamaño de las pupilas de la persona afectada. Los médicos observarán los patrones de respiración que ayuden a diagnosticar la causa del coma. Los médicos también pueden controlar la piel para detectar signos de algún hematoma producido por un traumatismo.

Con el fin de determinar el nivel de conciencia de la persona afectada, los médicos pueden hablar a un volumen alto o hacer presión sobre el ángulo de la mandíbula o sobre el lecho de la uña. Los médicos estarán atentos a los signos que se presentan si despiertas, como los sonidos vocales, la apertura o el movimiento de ojos.

Los médicos analizarán los movimientos reflexivos de los ojos. Estas pruebas pueden ayudar a determinar la causa del coma y la ubicación del daño cerebral.

Los médicos también pueden rociar con agua helada o caliente los canales auditivos de la persona afectada y observar las reacciones de los ojos.

Análisis de laboratorio

Se tomarán muestras de sangre para verificar lo siguiente:

  • Hemograma completo
  • Los electrolitos, la glucosa, la tiroides, y la función del riñón y del hígado
  • Intoxicación con monóxido de carbono
  • Sobredosis de drogas o alcohol

Una punción medular (punción lumbar) puede verificar los signos de infección en el sistema nervioso. Durante una punción medular, un médico o un especialista inserta una aguja en el canal espinal y extrae una cantidad pequeña de líquido para analizarla.

Exploraciones del cerebro

Las pruebas de diagnóstico por imágenes ayudan a los médicos a detectar las zonas de lesión cerebral. Algunas de las pruebas son:

  • Exploración por tomografía computarizada (TC). Una exploración por tomografía computarizada usa una serie de rayos X para crear una imagen detallada del cerebro. Una exploración por tomografía computarizada puede mostrar una hemorragia cerebral, tumores, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades. Por lo general, esta prueba se realiza para diagnosticar y para determinar la causa del coma.
  • Imágenes por resonancia magnética (RM). Una resonancia magnética usa poderosas ondas de radio e imanes para crear una vista detallada del cerebro. Una resonancia magnética puede detectar el tejido cerebral dañado por un accidente cerebrovascular isquémico, por hemorragias cerebrales y por otras enfermedades. Las resonancias magnéticas son particularmente útiles para examinar el tronco cerebral y las estructuras cerebrales profundas.
  • Electroencefalografía (EEG). Una electroencefalografía mide la actividad eléctrica en el interior del cerebro. Los médicos adhieren pequeños electrodos al cuero cabelludo. Envían una corriente eléctrica baja a través de los electrodos. Después se registran los impulsos eléctricos del cerebro. Esta prueba puede determinar si las convulsiones pueden ser la causa del coma.

El coma es una emergencia médica. Los médicos primero controlarán las vías respiratorias de la persona afectada y ayudarán a mantener la respiración y circulación. Los médicos pueden ofrecer asistencia respiratoria, transfusiones de sangre y otra atención médica de apoyo.

El personal de emergencia puede administrar glucosa y antibióticos por vía intravenosa, incluso antes de obtener los resultados del análisis de sangre, en caso de choque diabético o una infección que afecta el cerebro.

El tratamiento varía según la causa del coma. Es posible que sea necesario un procedimiento o medicamentos para aliviar la presión en el cerebro debido a la hinchazón cerebral.

Si el coma es producido por una sobredosis de drogas, los médicos administrarán medicamentos para tratar la afección. Si el coma se debe a convulsiones, los médicos administrarán medicamentos para controlar las convulsiones.

Otros tratamientos pueden centrarse en los medicamentos o las terapias para tratar una enfermedad oculta, como diabetes o enfermedad hepática.

En ocasiones, la causa del coma puede revertirse por completo, y la persona afectada recupera la función normal. Sin embargo, si la persona afectada ha sufrido un daño cerebral grave, puede tener discapacidades permanentes, o bien es posible que no recupere nunca el conocimiento. La persona puede entrar en un estado vegetativo persistente o sufrir de muerte cerebral.

Aug. 14, 2015