Los análisis para detección del cáncer de colon pueden ser una parte importante del cuidado de la salud de rutina. Si no estás seguro de cuál de ellos es óptimo para ti, formúlate estas preguntas.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si el médico te ha recomendado realizarte análisis para detección del cáncer de colon, es posible que puedas elegir entre varios exámenes para detección de esta enfermedad.

Si eres reacio a tomar una decisión, recuerda que cualquier molestia o vergüenza sobre los análisis para detección del cáncer de colon es temporal, y que detectar los problemas temprano podría salvarte la vida.

Los análisis para detección se utilizan solo si no tienes síntomas intestinales. Si tienes signos y síntomas (como dolor abdominal, cambios en los hábitos intestinales, sangrado, estreñimiento o diarrea), entonces necesitarás otras pruebas para abordar estos problemas.

Si no tienes síntomas intestinales, considera las siguientes preguntas como ayuda para elegir el análisis para detección del cáncer de colon más adecuado para ti.

Prepararse para un examen para detección de cáncer de colon puede ser incómodo o molesto, pero es necesario para que la prueba sea efectiva. Como parte de tu decisión, considera tu disposición o capacidad para seguir las instrucciones de preparación de los exámenes específicos para la detección de cáncer de colon.

Esto podría comprender, en diferentes grados, evitar alimentos sólidos el día anterior al examen, ajustar las dosis de los medicamentos y usar laxantes o enemas para vaciar el colon.

Además de la preparación para el análisis, considera:

  • Cuánto tiempo demorará
  • Con qué frecuencia deberás repetirlo
  • Si deberán usar sedación
  • Cuánta atención médica de seguimiento necesitarás
  • La posible necesidad de realizar análisis de seguimiento para investigar un resultado de falso positivo o para extraer el tejido

Averigua cuánto cuesta cada análisis para detección de cáncer de colon, así como también qué análisis cubre tu aseguradora. Piensa si estás dispuesto a pagar de tu propio bolsillo, de ser necesario.

Cuanto más exhaustivo sea el análisis para detección del cáncer de colon, más posibilidades hay de detectar cualquier tipo de cáncer o pólipos precancerosos. Por el contrario, un análisis más exhaustivo también podría significar una preparación más desagradable o incómoda, un riesgo ligeramente mayor de complicaciones graves o ambos.

Pregúntate:

  • ¿Te sentirás mejor si sabes que has elegido el análisis para detección más exhaustivo posible?
  • ¿Te preocuparás o dudarás de los resultados si eliges un análisis menos exhaustivo?
  • ¿Cuán preocupado estás sobre la conveniencia, la preparación o la posibilidad de tener complicaciones graves?

Asegúrate de sentirte cómodo con los análisis para detección de cáncer de colon que te recomienda el médico. Si el médico se especializa en un análisis particular, pero prefieres hacerte otro, expresa tus deseos. El médico podría ofrecerte una derivación a alguien capacitado para realizar el análisis con el que te sientes más cómodo.

El riesgo de cáncer de colon podría influir en tus opciones de exámenes para detección. Si tienes un mayor riesgo de cáncer de colon, el médico podría recomendarte exámenes para detección de cáncer de colon más frecuentes con colonoscopia.

Habla con el médico sobre tu riesgo de cáncer de colon si:

  • Tienes antecedentes personales de cáncer de colon o pólipos precancerosos
  • Tienes un padre, hermano o hijo que ha tenido cáncer de colon
  • Eres portador de un gen de síndrome de cáncer de colon hereditario
  • Tienes antecedentes de enfermedad intestinal inflamatoria, como colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn

A continuación, te ofrecemos una descripción general de los exámenes para detección de cáncer de colon más frecuentes.

Colonoscopia

Durante un estudio de colonoscopia, se introduce un tubo largo y flexible (colonoscopio) en el recto. En el extremo del tubo, hay una cámara de video pequeña que le permite al médico detectar cambios o anomalías dentro de todo el colon.

La colonoscopia demora alrededor de 30 a 60 minutos, y se debe repetir cada 10 años si no se detectan anomalías y si no corres un mayor riesgo de padecer cáncer de colon.

Las ventajas:

  • La colonoscopia es uno de los exámenes para detección del cáncer de colon más sensibles que se encuentran disponibles en este momento.
  • El médico puede ver la totalidad del colon y del recto.
  • Durante el examen y con el colonoscopio, pueden extraerse el tejido anormal, como los pólipos, y las muestras de tejido (biopsias).

Las desventajas:

  • Es posible que el examen no detecte todos los pólipos pequeños y todos los tipos de cáncer.
  • Antes del examen, es necesario realizar una limpieza profunda del colon.
  • Es necesario cambiar la dieta antes del examen y es posible que deba ajustarse la medicación.
  • Casi siempre se utiliza sedación y puede llevar varias horas hasta que sus efectos desaparezcan.
  • Debido al uso de sedación, deberás pedirle a una persona que te lleve a tu casa.
  • Algunas de las complicaciones poco frecuentes pueden ser el sangrado en el lugar donde se tomó la biopsia, o donde se extrajo un pólipo u otro tejido anormal, o el sangrado a causa de un desgarro en la pared del colon o del recto.
  • Después del examen, podrían aparecer calambres o hinchazón.

Colonoscopia virtual (colonografía por tomografía computarizada)

Durante una colonoscopia virtual, una exploración por tomografía computarizada produce imágenes transversales de los órganos abdominales, lo que le permite al médico detectar cambios o anomalías en el colon o en el recto. Para ayudar a producir imágenes más claras, se inserta un tubo pequeño (catéter) en el recto para llenar el colon de aire o con dióxido de carbono.

La colonoscopia virtual tarda alrededor de 10 minutos y, por lo general, debe repetirse cada cinco años.

Las ventajas:

  • A diferencia de la colonoscopia tradicional, la colonoscopia virtual no requiere sedación ni insertar un colonoscopio en el colon.

Las desventajas:

  • Como sucede en una colonoscopia estándar, antes del examen, es necesario realizar una limpieza profunda del intestino.
  • Es posible que el examen no detecte todos los pólipos pequeños y todos los tipos de cáncer.
  • Es necesario cambiar la dieta antes del examen y es posible que deba ajustarse la medicación.
  • La exposición a la radiación podría representar un problema. No obstante, la dosis de radiación utilizada durante un examen para detección de cáncer de colon por tomografía computarizada es menor que la cantidad utilizada en una tomografía computarizada de diagnóstico.
  • Debido a que no se pueden tomar muestras durante el examen, podría ser necesario realizar una colonoscopia de seguimiento si se detecta una anomalía.
  • Después del examen, podrían aparecer calambres o hinchazón.

Prueba de sangre oculta en heces o prueba inmunoquímica fecal

La prueba de sangre oculta en heces y la prueba inmunoquímica fecal son análisis de laboratorio que se usan para revisar muestras de heces en busca de sangre oculta. Por lo general, las pruebas se repiten todos los años.

Las ventajas:

  • La muestra de heces se puede recolectar en el hogar.
  • No es necesario vaciar el colon con anticipación.
  • No es necesario utilizar sedación.

Las desventajas:

  • Las pruebas no detectan algunos pólipos y tipos de cáncer.
  • Podría ser necesario evitar consumir determinados alimentos y tomar ciertos medicamentos varios días antes de la prueba.
  • Si se detecta sangre, podría ser necesario realizar más pruebas para determinar su origen.
  • Las pruebas pueden sugerir la presencia de una anomalía aunque no exista (resultado falso positivo).

Sigmoidoscopia flexible

Durante una sigmoidoscopia flexible, se inserta un tubo delgado y flexible en el recto. La diminuta cámara de video que se encuentra en la punta del tubo le permite al médico observar dentro del recto y dentro de casi toda la parte inferior del colon (colon sigmoide).

La prueba de sigmoidoscopia flexible tarda alrededor de 20 minutos y, por lo general, debe repetirse cada 5 años.

Las ventajas:

  • Por lo general, no se utiliza sedación.
  • La limpieza del intestino es menos extensiva que en la preparación para una colonoscopia.
  • Se pueden realizar biopsias con el endoscopio durante el examen.

Las desventajas:

  • No se detectarán anomalías en la parte superior del colon.
  • Antes del examen, es necesario realizar cierta limpieza del intestino.
  • Podría ser necesario que cambies tu dieta o los medicamentos que tomas antes del examen.
  • Algunas de las complicaciones poco frecuentes pueden ser un sangrado o un desgarro en el revestimiento del colon.
  • Después del examen, podrían aparecer calambres o hinchazón.
  • Podría ser necesario realizar pruebas adicionales si se detecta una anomalía.

Prueba de ADN en heces

En la prueba de ADN en heces, se utiliza una muestra de las heces para buscar cambios del ADN en las células que podrían indicar la presencia de cáncer de colon o de trastornos precancerosos. En la prueba de ADN en heces, también se buscan signos de sangre en las heces.

Para realizar esta prueba, debes recolectar una muestra de heces en el hogar y enviarla a un laboratorio para que la analicen. Por lo general, la prueba de ADN en heces debe repetirse cada tres años.

Las ventajas:

  • No es necesario preparar los intestinos, utilizar sedación ni insertar un endoscopio.
  • Antes de la prueba, puedes beber y comer con normalidad, y tomar tus medicamentos habituales.
  • La muestra de heces se puede recolectar en el hogar, lo cual evita la alteración de las actividades laborales y de la vida diaria.

Las desventajas:

  • La prueba de ADN en heces es menos sensible que una colonoscopia en la detección de pólipos precancerosos.
  • Si se hallan anomalías, podría ser necesario realizar otras pruebas.

Puede que elegir un examen para detección de enfermedades del colon no sea una decisión sencilla, pero posiblemente sea una que te salve la vida. Consulta con el médico sobre tus opciones de exámenes para detección de cáncer de colon.

Comprométete con un programa de exámenes para detección sobre la base de tus factores de riesgo personales. Recuerda: cuanto antes se detecta el cáncer de colon, más fácil resulta tratarlo.

Nov. 27, 2014