Los bebés de madres que fuman durante el embarazo o después del parto tienen mayor riesgo de padecer cólicos.

Se han propuesto muchas otras teorías sobre qué hace que un niño sea más propenso a tener cólicos, pero ninguna se ha comprobado. Por ejemplo:

  • Los cólicos no ocurren con más frecuencia en primogénitos o bebés alimentados con leche maternizada.
  • Los cólicos probablemente no se deban a la dieta de la madre que amamanta.
  • Las niñas y los varones, no importa en qué orden hayan nacido ni cómo se hayan alimentado, tienen cantidades similares de cólicos.
May 14, 2014