Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

El dolor de pecho no siempre es una señal de ataque cardíaco. Sin embargo, eso es lo que evaluarán primero los médicos de la sala de urgencias debido a que posiblemente sea la amenaza más inmediata para tu vida. También pueden controlar si hay enfermedades pulmonares que pongan en riesgo la vida, como un colapso pulmonar o un coágulo en el pulmón.

Pruebas inmediatas

Algunas de las primeras pruebas que te pueden realizar comprenden las siguientes:

  • Electrocardiograma. Esta prueba registra la actividad eléctrica del corazón mediante electrodos adheridos a la piel. Como el músculo cardíaco lesionado no conduce los impulsos eléctricos normalmente, el electrocardiograma puede indicar que ha ocurrido un ataque cardíaco o que está en curso.
  • Análisis de sangre. El médico puede solicitar análisis de sangre para verificar si existe un aumento en los niveles de ciertas enzimas que normalmente se encuentran en el músculo cardíaco. El daño que se produce en las células cardíacas durante un ataque puede permitir que estas enzimas se filtren en la sangre durante algunas horas.
  • Radiografía de tórax. Una radiografía de tórax le permite al médico controlar el estado de los pulmones, así como el tamaño y la forma del corazón y los vasos sanguíneos más importantes. Una radiografía de tórax también puede revelar problemas pulmonares, como neumonía o un pulmón colapsado.
  • Exploración por tomografía computarizada (TC). Las tomografías computarizadas pueden emplearse para detectar coágulos sanguíneos en los pulmones (embolia pulmonar) o para controlar la aorta a fin de comprobar que no hay disección aórtica.

Análisis de seguimiento

Según los resultados de estas pruebas iniciales, es posible que necesites análisis de seguimiento, que pueden consistir en lo siguiente:

  • Ecocardiograma. Un ecocardiograma usa ondas sonoras para producir imágenes de video del corazón en movimiento. En algunos casos, el médico puede pasar un pequeño dispositivo por la garganta para obtener mejores perspectivas de diferentes partes del corazón.
  • Exploración por tomografía computarizada (TC). Pueden usarse diferentes tipos de tomografía computarizada para detectar signos de calcio en las arterias del corazón, lo que indica las zonas en las que se están acumulando obstrucciones de placa. Las tomografías computarizadas también pueden realizarse con tinte para detectar obstrucciones y otros problemas en las arterias cardíacas y pulmonares.
  • Pruebas de esfuerzo. Las pruebas de esfuerzo miden la forma en que el corazón y los vasos sanguíneos reaccionan al esfuerzo, y esto puede indicar si el dolor está relacionado con el corazón. Existen muchos tipos de pruebas de esfuerzo. Es posible que te pidan que camines en una cinta o pedalees en una bicicleta fija mientras estás conectado a una máquina de electrocardiograma. O pueden administrarte un medicamento por vía intravenosa para estimular el corazón de manera similar a como lo hace el ejercicio.
  • Cateterismo coronario (angiografía). Esta prueba ayuda a los médicos a identificar arterias individuales del corazón que puedan estar estrechadas u obstruidas. Se inyecta un tinte líquido en las arterias del corazón a través de un catéter, un tubo largo y delgado que se introduce a través de una arteria de la muñeca o de la ingle hasta las arterias del corazón. A medida que el tinte llena las arterias, estas se vuelven visibles en radiografías y videos.
Nov. 26, 2014