La cervicitis es una inflamación del cuello uterino, el extremo inferior y estrecho del útero que termina en la vagina.

Es posible tener cervicitis y no sufrir ningún signo ni síntoma. Entre los signos y los síntomas que las mujeres a veces observan está el sangrado entre los períodos menstruales y los cambios en el flujo vaginal.

A menudo, la cervicitis es el resultado de una infección de transmisión sexual, como la clamidia o la gonorrea. La cervicitis también puede desarrollarse a partir de causas no infecciosas.

El tratamiento exitoso de la cervicitis implica tratar la causa de fondo de la inflamación.

Oct. 24, 2014