Hay varios factores que pueden ponerte en mayor riesgo de padecer celulitis:

  • Lesiones. Cualquier corte, fractura, quemadura o raspadura es un punto de entrada para las bacterias.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las enfermedades que debilitan el sistema inmunitario, tales como la diabetes, la leucemia y el VIH/sida, te hacen más sensible a las infecciones. Ciertos medicamentos, como los corticoesteroides, también pueden debilitar el sistema inmunitario.
  • Enfermedades de la piel. Las enfermedades de la piel, tales como eccema, pie de atleta, varicela y herpes zóster, pueden provocar roturas en la piel y ser un punto de entrada para las bacterias.
  • Hinchazón crónica de brazos o piernas (linfedema). El tejido hinchado puede agrietarse y dejar la piel vulnerable a la infección bacteriana.
  • Antecedentes de celulitis. Las personas que tuvieron celulitis con anterioridad, especialmente, en las piernas, pueden ser más propensas a padecerla de nuevo.
  • Uso de drogas intravenosas. Las personas que se inyectan drogas ilegales tienen un mayor riesgo de padecer celulitis.
  • Obesidad. Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de padecer celulitis y tener episodios recurrentes.
Feb. 11, 2015