A pesar de su historia, se ha demostrado que la talidomida es eficaz para el tratamiento de algunas enfermedades. Considera los beneficios y los riesgos de la talidomida para decidir si este fármaco puede ser adecuado para tiEscrito por personal de Mayo Clinic

Durante la década de 1950 y principios de los 60, la talidomida se utilizaba para tratar las náuseas matutinas durante el embarazo. Pero se descubrió que causaba defectos congénitos graves.

Décadas más tarde, hoy se utiliza la talidomida para tratar una enfermedad de la piel y el cáncer. Además, se la está investigando como tratamiento para muchos otros trastornos.

Las investigaciones acerca de los posibles usos de la talidomida han determinado que este fármaco puede ser un tratamiento eficaz para varias enfermedades. Food and Drug Administration (Administración de alimentos y fármacos) ha aprobado la talidomida (Thalomid) para tratar las siguientes afecciones:

  • Lesiones en la piel causadas por la lepra (eritema nudoso leproso)
  • Mieloma múltiple

Los investigadores continúan estudiando el uso de la talidomida para el tratamiento de diversas enfermedades y afecciones. Aunque aún se deben llevar a cabo más estudios, la talidomida ha mostrado ser una opción prometedora para tratar las siguientes enfermedades:

  • Enfermedades inflamatorias que afectan la piel, como el lupus cutáneo y la enfermedad de Behcet
  • Úlceras en la boca y en la garganta relacionadas con el VIH, así como la pérdida de peso y el deterioro del cuerpo asociados a este virus
  • Distintos tipos de cáncer, que incluyen el cáncer de la sangre y de la médula ósea, como la leucemia y la mielofibrosis, así como los cánceres ubicados en otras partes del cuerpo

Si tú y tu médico deciden que la talidomida es adecuada para ti, deberás aceptar los términos de un programa de distribución restringida exigido por la FDA para prevenir defectos congénitos. A fin de prevenir el embarazo mientras estés tomando talidomida:

  • Recibirás un paquete de materiales educativos para pacientes.
  • Deberás firmar un formulario de consentimiento.
  • Si eres mujer, deberás utilizar dos tipos de anticonceptivos y someterte a pruebas de embarazo frecuentes.
  • Si es hombre, deberás usar preservativos.

Si sospechas que estás embarazada, deja de tomar la talidomida y comunícate con el médico de inmediato. Recuerda: ningún método anticonceptivo es completamente confiable, salvo evitar las relaciones sexuales.

Las personas que toman talidomida también pueden experimentar otros efectos secundarios, tales como:

  • Neuropatía periférica
  • Coágulos sanguíneos
  • Somnolencia
  • Erupción cutánea
  • Mareos

Toma los medicamentos exactamente como te lo indicó el médico. Consulta a tu médico antes de tomar cualquier otro medicamento con receta o de venta libre.

Es posible que algún día podamos contar con fármacos con una acción similar a la de la talidomida, pero con menos efectos secundarios. Los investigadores están trabajando para desarrollar fármacos con una composición química similar a la de la talidomida (análogos de la talidomida).

Entre los análogos de la talidomida, se incluyen los siguientes:

  • Lenalidomida (Revlimid), que está aprobada para el tratamiento del síndrome mielodisplásico (con síndrome del 5q) y el mieloma múltiple
  • Pomalidomida (Pomalyst), que está aprobada para el tratamiento del mieloma múltiple

Si tienes preocupaciones acerca de la talidomida, consulta a tu médico. Comprender la historia de la talidomida, así como sus riesgos y sus posibles beneficios, puede ayudarte a decidir si es adecuada para ti.

June 05, 2013