Si el sabor de la comida es demasiado salado

Un poco de azúcar puede suavizar el sabor salado de algunos alimentos. Cocina sin agregar sal ni condimentos que contengan sal. Evita los alimentos procesados que contienen mucho sodio. Busca los productos con la etiqueta que indica bajo contenido (o contenido reducido) de sodio. Prueba alimentos livianos y de sabor suave.

La carne no tiene buen sabor

Si la carne está fresca y cocida en forma apropiada, pero no tiene buen sabor, sirve otras comidas que contengan proteínas, como:

  • Frijoles o guisantes en sopas, ensaladas o guarniciones, o como salsas o pastas para untar
  • Queso
  • Queso cottage
  • Natilla
  • Platos con huevos
  • Ponche de huevo
  • Pescado: fresco, congelado o envasado al vacío, ya que el pescado en lata puede tener sabor metálico
  • Bebidas instantáneas para el desayuno y otras bebidas nutritivas
  • Lentejas
  • Macarrones con queso
  • Maltas
  • Batidos
  • Frutos secos
  • Mantequilla de maní
  • Carne de ave
  • Pudín
  • Quinua
  • Tofu o tempeh
  • Yogur

Otras sugerencias para la carne:

  • Prueba la carne en preparaciones con otros alimentos, como chile, lasaña, salsa para espagueti, cazuelas, guisos o sopas sustanciosas.
  • Prueba a usar salsas, kétchup y otros condimentos que mejoren el sabor.
  • Prueba a marinar la carne, el pollo o el pescado en marinadas, salsa de soja, jugos de fruta dulces, vino o aderezos al estilo italiano.
  • Prueba carnes saladas, picantes o ahumadas, como filetes de carne de res, chuletas de cerdo, jamón, salchichas o fiambres condimentados.
  • Prueba alimentos con alto contenido de proteínas que puedan tener mejor sabor fríos o a temperatura ambiente. Algunos ejemplos comprenden los platos con queso o queso cottage; las ensaladas de macarrones con camarones, jamón o queso; la ensalada de atún, huevos, jamón o pollo; sándwiches de carne fría o fiambres; o salmón frío.

Si el tratamiento oncológico te ha debilitado el sistema inmunitario, es posible que algunos de estos alimentos no sean seguros para ti. Practica la seguridad alimentaria: mantén los alimentos a temperaturas seguras. No dejes alimentos perecederos fuera del refrigerador por más de una hora. Evita los jugos, quesos o leche sin pasteurizar y las carnes crudas o poco cocidas.

Sugerencias generales

  • Los alimentos con aspecto tentador suelen tener un mejor sabor.
  • Elige alimentos con varios colores, temperaturas y texturas.
  • Bebe líquidos con frecuencia, mastica chicle, pastillas de menta o caramelos duros para eliminar el sabor desagradable en la boca.
  • Trata de utilizar utensilios plásticos si tienes un sabor amargo o metálico en la boca cuando comes.
  • Consulta con el dentista para verificar si no tienes algún problema dental. Mantén una higiene bucal adecuada.
  • Consulta con el médico para verificar si los cambios del sabor en la boca podrían estar relacionados con los medicamentos. En algunos casos, el médico pueda ajustar la medicación para reducir o eliminar los efectos secundarios. No dejes de tomar los medicamentos a menos que el médico te autorice.
  • Consulta con un profesional del cuidado de la salud acerca de los enjuagues bucales.

Si estas medidas no te ayudan o si estás adelgazando, consulta con el médico o con un dietista matriculado para obtener más información.

July 23, 2015 See more In-depth