Mito: la gente con cáncer no debería comer azúcar, ya que puede provocar que el cáncer crezca más rápido.

Verdad: El azúcar no hace que el cáncer crezca más rápido. Todas las células, incluyendo las células de cáncer, dependen del azúcar en sangre (glucosa) para generar energía. Pero dar más azúcar a estas células no acelera su crecimiento. Asimismo, privarlas de azúcar no hace más lento su crecimiento.

Esta confusión puede estar basada en parte en una mala interpretación de los escáneres de tomografía por emisión de positrones, que usan una pequeña cantidad de indicador radioactivo — normalmente una forma de glucosa. Todos los tejidos del cuerpo absorben parte de este indicador, pero los tejidos que usan más energía — incluyendo las células de cáncer — absorben cantidades más grandes. Por esta razón, alguna gente concluye que las células de cáncer crecen más rápido con azúcar. Pero no es cierto.

No obstante, existen pruebas de que consumir grandes cantidades de azúcar se puede asociar con un incremento del riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer esofágico. También puede provocar aumento de peso y aumento del riesgo de padecer obesidad y diabetes, que puede incrementar el riesgo de cáncer.

Mito: la gente buena no tiene cáncer.

Verdad: En la antigüedad, se solía ver las enfermedades como un castigo por malas acciones o pensamientos. En algunas culturas esta visión todavía se mantiene.

Pero si esto fuera cierto, ¿cómo se explicarían los casos de cáncer de los recién nacidos? Estos pequeños no han tenido tiempo de ser malos.

No existe ninguna prueba de que se sufra cáncer por merecerlo.

Mito: el cáncer es contagioso.

Verdad: No hay necesidad de evitar a alguien que tenga cáncer. Está bien tocar o pasar tiempo con alguien que tiene cáncer. De hecho, tu apoyo nunca será más valioso que en este momento.

Aunque el cáncer por sí mismo no sea contagioso, en ocasiones los virus, que sí lo son, pueden provocar el desarrollo de cáncer. Entre los ejemplos de virus que pueden causar cáncer se incluyen:

  • Virus del papiloma humano (VPH): — una infección transmitida por vía sexual que puede causar cáncer cervical y otras formas de cáncer
  • Hepatitis B o C — son virus transmitidos mediante relaciones sexuales o el uso de agujas infectadas, que pueden causar cáncer de hígado.

Habla con tu doctor sobre las maneras de protegerte de estos virus.

May 05, 2014 See more In-depth