Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento de las quemaduras depende del tipo y la extensión de las lesiones. La mayoría de las quemaduras menores se pueden tratar en el hogar con productos que se venden sin receta o con aloe. Por lo general, se curan en el transcurso de unas pocas semanas.

En el caso de las quemaduras graves, después de la administración de los primeros auxilios correspondientes y de la evaluación de la lesión, el tratamiento puede consistir en medicamentos, apósitos, terapia y cirugía. Los objetivos del tratamiento son controlar el dolor, extraer el tejido muerto, impedir la infección, reducir la formación de cicatrices, recuperar la función y abordar las necesidades emocionales.

Quizás necesites meses de tratamientos adicionales y terapia. Estos se pueden hacer durante una estancia hospitalaria, de manera ambulatoria o en el hogar. Algunos factores que influyen en esta elección son tus deseos, otras afecciones y tus capacidades, por ejemplo si tú puedes cambiarte las vendas.

Medicamentos y productos para curar las heridas

En el caso de las quemaduras mayores, se usan varios medicamentos y productos para estimular la curación.

  • Tratamientos basados en agua. El equipo de atención puede aplicar técnicas como la terapia de MIST Therapy® con ultrasonido para limpiar y estimular el tejido de la herida.
  • Líquidos para impedir la deshidratación. Quizás necesites líquidos intravenosos para impedir la deshidratación y la insuficiencia orgánica.
  • Medicamentos para el dolor y la ansiedad. La curación de las quemaduras puede ser sumamente dolorosa. Es posible que necesites morfina y medicamentos contra la ansiedad, en particular para cuando te cambias los apósitos.
  • Ungüentos y cremas para quemaduras. El equipo de atención puede escoger entre varios productos tópicos para la curación de heridas. Estos ayudan a mantener la herida húmeda, reducir el dolor, prevenir infecciones y acelerar la curación.
  • Apósitos. Es posible que el equipo de atención utilice varios apósitos especiales para las heridas. Estos crean un entorno húmedo que combate la infección y ayuda a que la quemadura se cure.
  • Medicamentos que combaten la infección. Si contraes una infección, es posible que necesites antibióticos intravenosos.
  • Vacuna contra el tétanos. El médico podría recomendarte que te apliques una vacuna contra el tétanos después de una lesión por quemadura.

Fisioterapia y terapia ocupacional

Si la zona quemada es grande, especialmente si afecta alguna de las articulaciones, quizás necesites ejercicios de fisioterapia. Estos pueden ayudar a estirar la piel para que las articulaciones se mantengan flexibles. Otros tipos de ejercicios pueden mejorar la fortaleza muscular y la coordinación. Además, es posible que la terapia ocupacional ayude si tienes dificultad para realizar las actividades cotidianas normales.

Cirugías y otros procedimientos

Es posible que necesites uno o más de los procedimientos siguientes:

  • Asistencia respiratoria. Si tuviste quemaduras en la cara o en el cuello, es posible que se te inflame la garganta y se cierre. Si, al parecer, esto es probable, quizás el médico te inserte un tubo y lo haga descender por la tráquea a fin de mantener la entrada de oxígeno en los pulmones.
  • Alimentación por sonda. Cuando el cuerpo comienza a tratar de curar las quemaduras, el metabolismo entra en un estado de actividad intensa. Por ello, a fin de procurarte una nutrición adecuada, es posible que el médico te introduzca una sonda de alimentación por la nariz hasta el estómago.
  • Facilitar la circulación sanguínea alrededor de la herida. Si la costra (escara) de una quemadura se extiende completamente alrededor de una de las extremidades, puede adherirse y endurecerse y cortar la circulación sanguínea. Una costra (escara) que se extiende completamente alrededor del pecho puede dificultar la respiración. Quizás el médico corte la escara en varias partes a fin de liberar esta presión. Este procedimiento se denomina «descompresión».
  • Injertos de piel. Un injerto de piel consiste en una intervención quirúrgica por la que partes sanas de la propia piel de la persona quemada se usan para reemplazar el tejido cicatricial causado por las quemaduras profundas. Como solución temporal, se puede usar piel de donante de cadáveres o de cerdos.
  • Cirugía plástica. La cirugía plástica (reconstrucción) puede mejorar el aspecto de las cicatrices por quemaduras y aumentar la flexibilidad de las articulaciones afectadas por la formación de cicatrices.
Aug. 01, 2015