Los quistes mamarios son sacos llenos de líquido dentro de la mama, los cuales normalmente no son cancerosos (benignos). Puedes tener uno o varios quistes mamarios y estos pueden aparecer en una o ambas mamas. Con frecuencia, se describen como bultos redondos u ovalados con bordes distintivos. Un quiste mamario generalmente se siente como una uva o un balón lleno de agua, pero a veces se siente firme.

Los quistes mamarios no requieren tratamiento, a menos que sean grandes y dolorosos o molestos. En ese caso, drenar el líquido del quiste mamario puede aliviar los síntomas.

Los quistes mamarios son frecuentes en mujeres después de la menopausia, entre 35 y 50 años. Sin embargo, se pueden encontrar en mujeres de cualquier edad. También pueden ocurrir en mujeres postmenopáusicas que reciben terapia hormonal.

Oct. 08, 2015