La bilis es un líquido amarillo verdoso esencial para la digestión de las grasas y para eliminar del organismo los glóbulos rojos desgastados y ciertas toxinas. La bilis se produce en el hígado y se almacena en la vesícula biliar.

Ingerir una comida que contiene incluso una pequeña cantidad de grasas le da la señal a la vesícula biliar para que libere bilis, a través de los conductos (conducto cístico y conducto biliar común) en la parte superior del intestino delgado (duodeno).

Reflujo de bilis en el estómago

La bilis y los alimentos se mezclan en el duodeno e ingresan al intestino delgado a través de la válvula pilórica, un anillo muscular grueso ubicado en el orificio de salida del estómago. La válvula pilórica suele abrirse solo levemente, lo suficiente para liberar un octavo de libra (aproximadamente 3,5 mililitros) de alimento licuado por vez, pero no tanto como para permitir el reflujo de los jugos digestivos al estómago. En muchos casos de reflujo de bilis, la válvula no se cierra de manera adecuada y la bilis fluye hacia el estómago.

Reflujo de bilis en el esófago

La bilis y el ácido del estómago pueden refluir hacia el esófago, donde otra válvula muscular, el esfínter esofágico inferior, no funciona bien. El esfínter esofágico inferior divide el esófago del estómago. La válvula normalmente se abre lo suficiente como para dejar pasar alimento hacia el estómago. Pero si la válvula se debilita y se relaja de manera anormal, la bilis puede ingresar al esófago.

¿Cuál es la causa del reflujo de bilis?

El reflujo de bilis puede ser provocado por:

  • Complicaciones quirúrgicas.Las cirugías gástricas, como la extirpación total del estómago (gastrectomía) y la cirugía de bypass gástrico para bajar de peso, son responsables de la mayoría de los casos de reflujo de bilis.
  • Úlceras pépticas. Una úlcera péptica puede bloquear la válvula pilórica de manera que no se abra lo suficiente para que el estómago se vacíe con la rapidez que debería. El alimento que permanece en el estómago puede provocar un aumento de la presión gástrica y permitir que la bilis y el ácido del estómago retrocedan hacia el esófago.
  • Cirugía de vesícula (colecistectomía). Las personas a las que les extirparon la vesícula biliar tienen una cantidad de reflujo biliar significativamente mayor que las personas que no se sometieron a esta cirugía.
March 04, 2015