En las personas con agrandamiento de próstata, la gravedad de los síntomas varía, pero tienden a empeorar gradualmente con el tiempo. Algunos signos y síntomas frecuentes de la hiperplasia prostática benigna son los siguientes:

  • Necesidad de orinar frecuentemente o con urgencia
  • Aumento de la frecuencia de la orina por la noche (nicturia)
  • Dificultad para comenzar a orinar
  • Flujo de orina débil o que se detiene y vuelve a comenzar
  • Goteo después de orinar
  • Esfuerzo para orinar
  • Imposibilidad de vaciar la vejiga por completo

Los signos y síntomas menos frecuentes comprenden:

  • Infección urinaria
  • Imposibilidad de orinar
  • Sangre en la orina

El tamaño de la próstata no implica necesariamente que los síntomas sean peores. Algunos hombres con agrandamiento leve de la próstata pueden tener síntomas importantes, en tanto que otros hombres con mayor agrandamiento de la próstata pueden tener solo síntomas leves.

En algunos casos, los síntomas se estabilizan con el tiempo e incluso pueden mejorar.

Otras causas posibles de síntomas urinarios

Las enfermedades que producen síntomas similares a los del agrandamiento de la próstata comprenden:

  • Infección urinaria
  • Inflamación de la próstata (prostatitis)
  • Estrechamiento de la uretra (constricción de la uretra)
  • Formación de cicatrices en el cuello de la vejiga como resultado de cirugías previas
  • Cálculos en los riñones o en la vejiga
  • Problemas de los nervios que controlan la vejiga
  • Cáncer de próstata o de vejiga

Cuándo consultar al médico

Si tienes problemas urinarios, coméntalos con el médico. Aun si los síntomas urinarios no son molestos, es importante identificar o descartar causas de fondo. Los problemas urinarios sin tratar pueden provocar la obstrucción de las vías urinarias.

Si no logras orinar en absoluto, busca atención médica inmediata.

Nov. 13, 2014