La parálisis facial ocurre más seguido en personas que:

  • Están embarazadas, sobre todo, durante el tercer trimestre, o que están en la primera semana posterior al parto
  • Tienen una infección en las vías respiratorias superiores, como influenza o un resfrío
  • Tienen diabetes

Asimismo, algunas personas que tienen ataques recurrentes de parálisis facial, que son raros, tienen antecedentes familiares de ataques recurrentes. En estos casos, es posible que haya una predisposición genética a la parálisis facial.

Dec. 16, 2014