Descripción general

El síndrome de Behcet, también llamado «enfermedad de Behcet», es un trastorno poco frecuente que causa la inflamación de los vasos sanguíneos de todo el cuerpo.

Este síndrome puede presentar numerosos signos y síntomas que, inicialmente, no parecían guardar relación. Esos síntomas incluyen llagas bucales, inflamación de los ojos, erupciones y lesiones en la piel y llagas genitales. Los efectos del síndrome de Behcet varían según la persona y pueden curarse solos.

El tratamiento consta de medicamentos para reducir los signos y síntomas del síndrome de Behcet y prevenir complicaciones graves, como la ceguera.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Behcet varían de una persona a otra. Puede desaparecer o ser recurrente por sí sola. Los síntomas se pueden atenuar con el tiempo. Tus signos y síntomas dependen de qué partes de tu cuerpo estén afectadas.

Entre las partes del cuerpo comúnmente afectadas por la enfermedad de Behcet se incluyen:

  • Boca. El signo más común de la enfermedad de Behcet es la presencia de llagas dolorosas en la boca similares a las aftas. Comienzan como lesiones bucales redondeadas, en relieve que rápidamente se transforman en úlceras dolorosas. Las llagas se curan en un lapso de una a tres semanas, aunque son recurrentes.
  • Piel. Los problemas dermatológicos pueden variar. Algunas personas pueden presentar llagas parecidas al acné en el cuerpo. Otras pueden tener nódulos dolorosos, enrojecidos y en relieve en la piel, especialmente en la parte inferior de las piernas.
  • Genitales. Las personas que padecen la enfermedad de Behcet pueden presentar llagas en sus genitales. Las llagas rojas, abiertas se encuentran normalmente en el escroto o la vulva. Las llagas generalmente son dolorosas y pueden dejar cicatrices.
  • Ojos. La enfermedad de Behcet puede causar inflamación ocular; una afección llamada uveítis (u-vee-I-tis). La uveítis causa visión borrosa, enrojecimiento y dolor en uno o ambos ojos. En personas con enfermedad de Behcet, la afección puede ser recurrente.
  • Articulaciones. En personas con enfermedad de Behcet, el dolor y la inflamación articular a menudo afectan las rodillas. También puede afectar los tobillos, codos y muñecas. Los signos y síntomas pueden durar de una a tres semanas y desaparecer por sí solos.
  • Sistema vascular. La enfermedad de Behcet puede provocar una inflamación en los vasos sanguíneos (venas y arterias) que causa enrojecimiento, dolor e inflamación en las piernas o brazos cuando se forma un coágulo sanguíneo. La inflamación de las grandes arterias puede conducir a complicaciones como aneurismas y estrechamiento u obstrucción del vaso sanguíneo.
  • Sistema digestivo. La enfermedad de Behcet puede causar una variedad de signos y síntomas que comprometen el sistema digestivo; lo que incluye dolor abdominal, diarrea y sangrado.
  • Cerebro. La enfermedad de Behcet puede provocar inflamación en el cerebro y el sistema nervioso que se manifiesta como dolor de cabeza, fiebre, desorientación, problemas de equilibrio o accidente cerebrovascular.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si observas algún signo o síntoma inusual que podría indicar la presencia de la enfermedad de Behcet. Si se te ha diagnosticado la enfermedad de Behcet, consulta con tu médico si observas signos o síntomas nuevos.

Causas

No se conoce la causa exacta de la enfermedad de Behcet. Pero puede ser un trastorno autoinmune, lo que significa que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error algunas de sus propias células saludables. Es probable que los factores genéticos y ambientales también desempeñen un papel fundamental. Se han encontrado distintos genes asociados con la enfermedad. Algunos investigadores consideran que un virus o bacteria puede ser el detonante de la enfermedad de Behcet en personas que tienen ciertos genes que las hacen susceptibles.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de tener la enfermedad de Behcet incluyen:

  • Edad. Normalmente, la enfermedad de Behcet afecta a hombres y mujeres entre los 20 y 40 años, aunque los niños y adultos mayores también pueden tener esta afección.
  • El lugar donde vives. Las personas de países del Medio Oriente y Lejano Oriente, entre los que se incluyen Turquía, Irán, Japón y China, son más propensas a desarrollar la enfermedad de Behcet.
  • Sexo. Si bien la enfermedad de Behcet afecta a hombres y mujeres, generalmente es más grave en los hombres.
  • Genes. Hay ciertos genes que se asocian a un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Behcet.

Complicaciones

Las complicaciones del síndrome de Behcet dependen de los signos y síntomas que presentes. Por ejemplo, la uveítis sin tratar puede causar disminución de la visión e incluso ceguera. Las personas que presentan signos y síntomas del síndrome de Behcet deben consultar periódicamente a un oculista (oftalmólogo) porque el tratamiento ayuda a prevenir esta complicación.