Es casi imposible evitar la exposición a los aspergillus, pero si has tenido un trasplante o te estás sometiendo a la quimioterapia, intenta mantenerte alejado de las fuentes más obvias de moho, como las obras en construcción, las pilas de abono y los granos almacenados. Si tienes un sistema inmunitario debilitado, tu médico puede recomendarte que uses una máscara facial para evitar la exposición a agentes infecciosos que se encuentran en el aire.

Aug. 05, 2014