Ejercicio

Cuando se tiene artritis, el movimiento puede reducir tu dolor, mejorar el alcance de movimiento, fortalecer tus músculos e incrementar tu resistencia.

Qué hacer

  • Escoge los tipos correctos de actividades — aquellas que desarrollan músculos alrededor de tus articulaciones, pero no las dañan. Un terapeuta físico u ocupacional puede ayudarte a desarrollar un programa de ejercicio adecuado para ti.
  • Concéntrate en los ejercicios de estiramiento y alcance de movimiento y entrenamiento de fortaleza progresiva gradual.
  • Incluye ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar, andar en bicicleta o ejercicios acuáticos para mejorar tu estado de ánimo y ayudar a controlar tu peso.

Qué evitar

Evita actividades que impliquen movimientos de alto impacto y repetitivos como:

  • Correr
  • Brincar
  • Tenis
  • Ejercicio aeróbico de alto impacto
  • Repetir el mismo movimiento una y otra vez, como servir en tenis

Medicación

Hay muchos tipos de medicamentos para el alivio del dolor de artritis. La mayoría son relativamente seguros, pero ninguno está del todo libre de efectos secundarios. Habla con tu médico para formular un plan de medicación para tus síntomas específicos de dolor.

Qué hacer

  • Toma medicamentos. Los medicamentos de venta libre, como el acetaminofén (Tylenol, por ejemplo) o el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, entre otros), pueden ayudar a aliviar el dolor ocasional causado por la actividad a la que tus músculos y articulaciones no están acostumbrados — como la jardinería después de un invierno en casa.
  • Analgésicos tópicos. Para aliviar el dolor, pueden aplicarse en la piel, sobre una articulación dolorosa, cremas que contengan capsaicina. Úsala sola o con un medicamento oral.

Consulta a tu médico si los medicamentos de venta libre no son suficientes para aliviar tu dolor.

Qué evitar

  • Sobretratarte. Habla con tu médico si utilizas con frecuencia calmantes de venta libre para el dolor.
  • Subtratarte. No trates de ignorar el dolor de artritis severo y prolongado. Puede significar que tienes una inflamación o daño en la articulación que requiere de un medicamento diario.
  • Concentrarte sólo en el dolor.La depresión es más común en las personas con artritis. Los médicos han descubierto que tratar la depresión con antidepresivos y otras terapias reduce no sólo los síntomas de depresión sino también el dolor de artritis.

Integración física y emocional

No resulta sorprendente que el dolor de artritis tenga un efecto negativo en tu estado de ánimo. Si las actividades cotidianas te causan dolor, vas a sentirte desanimado. Pero cuando estos sentimientos normales aumentan para crear un estribillo constante de pensamientos temerosos y desesperados, tu dolor puede realmente empeorar y ser más difícil de manejar

Qué hacer

Las terapias que interrumpen interacciones destructivas mente-cuerpo incluyen:

  • Terapia cognitivo-conductual. Esta terapia bien estudiada con una efectiva combinación de plática y modificación de comportamiento te ayuda a identificar — y romper — los ciclos contraproducentes de pensamientos y acciones.
  • Terapia de relajación. Encuentra formas para relajarte. Meditar, hacer yoga, respiración profunda, escuchar música, estar en la naturaleza, escribir en un diario — lo que funcione mejor para ti. La relajación no tiene desventajas y puede ayudarte a mitigar el dolor.
  • Acupuntura. Algunas personas experimentan alivio del dolor a través de tratamientos de acupuntura, cuando un acupunturista profesional inserta agujas del grosor de un cabello en puntos específicos en tu cuerpo.
  • Calor y frío. El uso de calor, como aplicar cojines eléctricos en las articulaciones doloridas, tomar baños o duchas calientes o sumergir las articulaciones dolorosas en parafina caliente puede ayudar a aliviar el dolor temporalmente. Ten cuidado de no quemarte. No utilices los cojines eléctricos durante más 20 minutos a la vez.

    UEl uso del frío, como aplicar bolsas de hielo en los músculos adoloridos puede aliviar el dolor y la inflamación después de un ejercicio extenuante.

  • Masaje. El masaje puede mejorar el dolor y la rigidez. Asegúrate que tu masajista sepa que tienes artritis y dónde.

Qué evitar

  • Fumar.Si eres adicto al tabaco, puedes utilizarlo como una herramienta emocional de afrontamiento, pero es contraproducente: las toxinas en el humo causan estrés al tejido conectivo.
  • Actitud negativa. Los pensamientos negativos se auto perpetúan. Mientras te mantengas en ellos, van a aumentar hasta que tú creerás lo peor. Utilizar pensamientos negativos para afrontar el dolor puede en realidad aumentar tu riesgo de discapacidad y dolor. En lugar de eso, concéntrate en terapias adaptivas como distracción o afirmaciones tranquilizantes.
July 23, 2014 See more In-depth