Regularmente tomo medicamentos de venta libre para el dolor causado por la artritis. ¿Esto puede ser perjudicial?

Answers from April Chang-Miller, M.D.

Muchas personas creen que los analgésicos de venta libre son inofensivos porque están disponibles sin receta. Sin embargo, el uso reiterado de estos medicamentos puede dañar el estómago, los riñones o el hígado.

Los medicamentos de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve) pueden provocar sangrado estomacal y daños renales, y pueden aumentar el riesgo de padecer un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, incluso en una etapa temprana del tratamiento. El paracetamol (Tylenol, otros) puede dañar el hígado, particularmente con dosis superiores a las recomendadas. Estos tres medicamentos pueden aumentar el riesgo de presentar presión arterial alta.

Estos medicamentos también suelen estar presentes en otros medicamentos, tanto de venta con receta como de venta libre. Si estás tomando más de un medicamento, es importante que leas las etiquetas o hables con un farmacéutico o un profesional de salud para no tomar más de la dosis diaria máxima.

Recuerda que la medicación no es el único tratamiento para el dolor causado por la artritis. El dolor de leve a moderado causado por la artritis se puede aliviar con una combinación de medidas de cuidado personal y cambios en el estilo de vida, como adelgazamiento, ejercicio, aplicación de calor o frío y fisioterapia. Varios médicos recomiendan probar este enfoque combinado antes de comenzar con el medicamento.

Si necesitas medicamentos para ayudar a controlar el dolor causado por la artritis, usa la menor dosis necesaria durante el período más corto posible. Además, analiza con el médico qué analgésico es más adecuado para tu situación particular. Todos los medicamentos, con receta y de venta libre, tienen riesgos y posibles efectos secundarios.

July 25, 2017