Diagnóstico

Si tu médico sospecha que tienes anorexia nerviosa, por lo general, realizará varias pruebas y exámenes para ayudar a determinar un diagnóstico, descartar causas médicas de la pérdida de peso y determinar si tienes alguna complicación relacionada.

Por lo general, los exámenes y las pruebas incluyen lo siguiente:

  • Exploración física. Puede consistir en medir la estatura y el peso; controlar los signos vitales, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la temperatura; controlar la piel y las uñas para detectar problemas; escuchar el corazón y los pulmones; y examinar el abdomen.
  • Análisis de laboratorio. Los análisis pueden consistir en un hemograma completo y análisis de sangre más especializados para controlar electrolitos y proteínas, además del funcionamiento del hígado, los riñones y la tiroides. También podría realizarse un análisis de orina.
  • Evaluación psicológica. Es probable que un médico o un profesional de salud mental te hagan preguntas sobre tus pensamientos, sentimientos y hábitos alimentarios. También pueden pedirte que completes cuestionarios de autoevaluación psicológica.
  • Otros estudios. Podrían realizarse radiografías para controlar la densidad ósea, detectar fracturas por sobrecarga o huesos rotos o detectar neumonía o problemas del corazón. También podrían realizarse electrocardiogramas para detectar irregularidades cardíacas. También podrían realizarse pruebas para determinar cuánta energía usa tu cuerpo, lo que puede servir para planificar tus necesidades nutricionales.

Criterios de diagnóstico para la anorexia

Los profesionales de salud mental utilizan el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría), para diagnosticar afecciones mentales; las compañías de seguro lo emplean para reembolsar el costo del tratamiento.

Entre los criterios de diagnóstico del DSM-5 para la anorexia se encuentran los siguientes:

  • Restricción de la ingesta de alimentos: comer menos de lo necesario para mantener un peso corporal que igual o inferior al peso mínimo normal para tu edad y tu estatura
  • Miedo a aumentar de peso: un miedo marcado a aumentar de peso o volverse gordo o conductas constantes que interfieren con el aumento de peso, como vomitar o usar laxantes, a pesar de estar con bajo peso
  • Problemas con la imagen corporal: negar la gravedad de tener un peso corporal bajo, asociar el peso con el autoestima o tener una imagen distorsionada de tu aspecto o figura

Tratamiento

Cuando tienes anorexia nerviosa, es posible que necesites varios tipos de tratamientos. Generalmente, el tratamiento se realiza mediante el uso de un enfoque de equipo que incluye a profesionales de salud, profesionales de salud mental y dietistas, todos con experiencia en trastornos de la conducta alimentaria. La terapia permanente y la educación sobre nutrición son de suma importancia para la recuperación constante.

Aquí se muestra lo que frecuentemente abarca el tratamiento de las personas con anorexia.

Hospitalización y otros programas

Si tu vida corre peligro inminente, tal vez debas recibir tratamiento en la sala de urgencias de un hospital si tienes alteraciones del ritmo cardíaco, deshidratación, desequilibrios electrolíticos o problemas psiquiátricos. Puede ser necesaria la hospitalización en el caso de complicaciones médicas, emergencias psiquiátricas o desnutrición grave, o si la negativa a comer es permanente. La hospitalización puede hacerse en una guardia médica o psiquiátrica.

Algunas clínicas se especializan en el tratamiento de las personas con trastornos de la conducta alimentaria. Algunas pueden ofrecer programas de tratamiento diurno o residencial, en lugar de la hospitalización completa. Los programas especializados para los trastornos de la conducta alimentaria tal vez ofrezcan tratamientos más intensivos que duran más tiempo.

Atención médica

Debido a la gran cantidad de complicaciones que causa la anorexia, tal vez necesites controlar con frecuencia los signos vitales, el nivel de hidratación y electrolitos, además de otras condiciones físicas relacionadas. En los casos graves, es posible que las personas con anorexia necesiten primero ser alimentadas por un tubo que se coloca en la nariz y va hasta el estómago (sonda nasogástrica).

Un médico de atención primaria puede ser el único que coordina la atención con los otros profesionales de cuidados de la salud involucrados. Sin embargo, en algunos casos el que coordina la atención es el profesional de salud mental.

Cómo volver a un peso saludable

El primer objetivo del tratamiento es que vuelvas a tener un peso saludable. No puedes recuperarte de un trastorno de la alimentación sin volver al peso adecuado y aprender a alimentarte correctamente.

Un psicólogo o profesional de la salud mental puede trabajar contigo para desarrollar estrategias de comportamiento que te ayuden a volver a un peso saludable. Un dietista puede guiarte para volver a los hábitos regulares de alimentación, lo que incluye planes de comidas específicos y aportes calóricos que te ayuden a llegar a tu peso objetivo. Probablemente tu familia también participe para ayudarte a mantener hábitos alimentarios normales.

Psicoterapia

Las terapias que mencionamos a continuación podrían ser útiles:

  • Terapia familiar. Este es el único tratamiento basado en evidencias para los adolescentes con anorexia. Dado que el adolescente con anorexia no puede hacer buenas elecciones sobre alimentación y salud mientras padece esta afección grave, esta terapia moviliza a los padres para que ayuden al niño con la recuperación de la alimentación y el peso hasta que el niño pueda tomar buenas decisiones sobre su salud.
  • Terapia individual. Para los adultos, la terapia cognitiva conductual —específicamente la terapia cognitiva conductual mejorada— ha demostrado buenos resultados. El objetivo principal es normalizar los hábitos y conductas de alimentación para permitir el aumento de peso. El segundo objetivo es cambiar las creencias y los pensamientos distorsionados que mantienen la restricción en la alimentación. Este tipo de terapia generalmente se realiza una vez por semana o en un programa de tratamiento diurno; sin embargo, en algunos casos, puede ser parte del tratamiento en un hospital psiquiátrico.

Medicamentos

No hay medicamentos aprobados para tratar la anorexia porque ninguno ha demostrado funcionar bien. Sin embargo, los antidepresivos u otros medicamentos psiquiátricos pueden ayudar a tratar otros trastornos mentales que podrías tener también, como depresión o ansiedad.

Dificultades del tratamiento en la anorexia

Una de las dificultades más significativas para tratar la anorexia es que las personas quizá no quieran el tratamiento. Los obstáculos para el tratamiento pueden ser los siguientes:

  • Pensar que no necesitas tratamiento
  • Tener miedo a aumentar de peso
  • No ver la anorexia como una enfermedad y verla en cambio como una elección de estilo de vida

Las personas con trastornos de la alimentación pueden recuperarse. Sin embargo, tienen un mayor riesgo de recaídas en períodos de mucho estrés o durante situaciones desencadenantes. La terapia continua o consultas periódicas durante los momentos de estrés pueden ayudarte a mantenerte sano.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Lifestyle and home remedies

Cuando tienes anorexia nerviosa, puede ser difícil que te cuides adecuadamente. Además del tratamiento profesional, toma las siguientes medidas:

  • Cumple con tu plan de tratamiento. No faltes a las sesiones de terapia e intenta no desviarte de los planes de comidas.
  • Habla con tu médico sobre los suplementos adecuados de vitaminas y minerales. Si no estás comiendo bien, probablemente tu cuerpo no esté recibiendo todos los nutrientes que necesita.
  • No te aísles de los familiares y los amigos preocupados que desean verte saludable. Comprende que ellos solo quieren lo mejor para ti.
  • Resiste la necesidad imperiosa de pesarte o de mirarte al espejo con frecuencia. Esto justamente puede estimular tu impulso por mantener hábitos poco saludables.

Medicina alternativa

La medicina alternativa es el uso de un enfoque no tradicional en lugar de la medicina tradicional. La medicina complementaria es un enfoque no tradicional que se usa junto con la medicina tradicional.

La medicina alternativa no se ha estudiado en profundidad como un tratamiento para las personas con trastornos de la conducta alimentaria; sin embargo, los tratamientos complementarios pueden ayudar a disminuir la ansiedad. Esos tratamientos pueden ayudar a las personas que padecen trastornos de la conducta alimentaria al aumentar la sensación de bienestar y promover la relajación.

Los ejemplos de tratamientos complementarios para disminuir la ansiedad incluyen lo siguiente:

  • Acupuntura
  • Masajes
  • Yoga
  • Meditación

Habla con el médico antes de probar cualquier medicina alternativa. Que sea natural no siempre significa que sea seguro. El médico puede ayudarte a comprender los riesgos y los beneficios posibles, antes de que pruebes un tratamiento.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Tal vez te resulte difícil sobrellevar la anorexia nerviosa cuando te enfrentas súbitamente con mensajes contradictorios de los medios de comunicación, la cultura y, quizás, tu propia familia o tus amigos. Incluso, es posible que hayas oído a las personas decir en broma que desearían tener anorexia durante un tiempo para poder bajar de peso.

Si tú o tu ser querido tienen anorexia, pídeles al médico o al terapeuta consejos sobre estrategias de afrontamiento y apoyo emocional. Adquirir conocimientos sobre las estrategias eficaces de afrontamiento, y obtener el apoyo necesario de la familia y los amigos son fundamentales para que el tratamiento sea exitoso.

Preparación para la consulta

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta y saber qué esperar del médico y de otros profesionales de salud.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, haz una lista que incluya lo siguiente:

  • Cualquier síntoma que tengas, incluso los que no parezcan estar relacionados con el motivo de la consulta. Trata de recordar cuándo comenzaron tus síntomas.
  • Información personal clave, incluso lo que te genera mayor estrés o cualquier cambio reciente en la vida.
  • Todos los medicamentos, las vitaminas y otros suplementos que estás tomando, y las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico para que recuerdes abarcar todo lo que querías.

Si es posible, pídele a un miembro de tu familia o a un amigo que te acompañe. Alguien que te acompañe puede recordar algún detalle que tú olvidaste mencionar. Además, un miembro de la familia puede darle al médico una imagen más completa de tu vida familiar.

Algunas de las preguntas que tal vez quieras hacerle al médico o a otro profesional de salud incluyen las siguientes:

  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación especial?
  • ¿Esta afección es temporal o de larga duración?
  • ¿Qué tratamientos se encuentran disponibles y cuál me recomienda?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me está recetando?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda consultar? ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en hacer preguntas en cualquier momento si no comprendes algo.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico u otro profesional de salud te hagan algunas preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cuánto tiempo hace que te preocupa tu peso?
  • ¿Haces ejercicios? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Has encontrado otras maneras de bajar de peso?
  • ¿Tienes algún síntoma físico?
  • ¿Vomitaste alguna vez porque sentías demasiado lleno?
  • ¿Otras personas expresaron su preocupación porque estás demasiado delgado?
  • ¿Piensas en comida con frecuencia?
  • ¿Alguna vez comes a escondidas?
  • ¿A algún miembro de tu familia le diagnosticaron alguna vez un trastorno de la alimentación o tuvo síntomas de un trastorno de este tipo?
Aug. 23, 2017
References
  1. Anorexia nerviosa. En: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5, 5.ª ed., Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2013. http://www.psychiatryonline.org. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  2. Hales RE, et al. The American Psychiatric Publishing Textbook of Psychiatry (Manual de Psiquiatría de la Editorial Estadounidense de Psiquiatría). 6.ª ed. Washington, D.C.: American Psychiatric Publishing (Editorial Estadounidense de Psiquiatría); 2014. http://www.psychiatryonline.org/resourceToc.aspx?resourceID=5. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  3. Forman SF. Eating disorders: Overview of epidemiology, diagnosis, and course of illness (Trastornos de la conducta alimentaria: descripción general de la epidemiología, el diagnóstico y el curso de la enfermedad). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  4. Longo DL, et al. Harrison's Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 18.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://accessmedicine.mhmedical.com/book.aspx?bookid=331. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  5. Campbell K, et al. Eating disorders in children and adolescents: State of the art review (Trastornos de la conducta alimentaria en los niños y adolescentes: revisión de vanguardia). Pediatrics (Pediatría). En prensa. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  6. Forman SF. Eating disorders: Overview of treatment (Trastornos de la conducta alimentaria: descripción general del tratamiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  7. Anorexia nervosa (Anorexia nerviosa). The Merck Manual Professional Edition (Edición para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/psychiatric_disorders/eating_disorders/anorexia_nervosa.html. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  8. Breuner CC. Complementary, holistic, and integrative medicine: Eating disorders (Medicina complementaria, holística e integral: trastornos de la conducta alimentaria). Pediatrics in Review. 2010;31;e75.
  9. Complementary, alternative, or integrative health: What's in a name? (Salud complementaria, alternativa o integral: ¿qué importancia tiene un nombre?). National Center for Complementary and Alternative Medicine (Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa). http://nccam.nih.gov/health/whatiscam. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  10. Anorexia nervosa (Anorexia nerviosa). Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness). http://www.nami.org/Template.cfm?Section=By_Illness&template=/ContentManagement/ContentDisplay.cfm&ContentID=7409. Último acceso: 13 de noviembre de 2014.
  11. Watson HJ, et al. Update on the treatment of anorexia nervosa: Review of clinical trials, practice guidelines and emerging interventions (Actualización sobre el tratamiento de la anorexia nerviosa: revisión de estudios clínicos, guías prácticas y nuevas intervenciones). Psychological Medicine (Medicina psicológica). 2013;43:2477.
  12. Hensrud DD (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 18 de noviembre de 2014.
  13. Sim LA (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 8 de diciembre de 2014.
  14. Campbell K, et al. Eating disorders in children and adolescents: State of the art review (Trastornos de la conducta alimentaria en los niños y adolescentes: revisión de vanguardia). Pediatrics (Pediatría). 2014;134:582.
  15. Couturier J, et al. Efficacy of family-based treatment for adolescents with eating disorders: A systematic review and meta-analysis (Eficacia del tratamiento familiar para los adolescentes con trastornos de la conducta alimentaria: revisión sistemática y metanálisis). International Journal of Eating Disorders (Revista internacional de trastornos de la conducta alimentaria). 2013;46:3.
  16. Mequinion M, et al. Ghrelin: Central and peripheral implications in anorexia nervosa (La grelina: implicancias centrales y periféricas en la anorexia nerviosa). Frontiers in Endocrinology (Fronteras en la endocrinología). 2013;4:1.