Descripción general

Una fisura anal es un pequeño desgarro en el tejido delgado y húmedo (mucosa) que recubre el ano. La fisura anal puede producirse cuando evacúas heces grandes y duras. Las fisuras anales suelen provocar dolores y sangrado durante la evacuación intestinal. También podrías sentir espasmos en el anillo de músculo que está en el extremo del ano (esfínter anal).

Las fisuras anales son muy frecuentes en los bebés pequeños, aunque también pueden afectar a personas de cualquier edad. La mayoría de las fisuras anales mejoran con tratamientos simples, como una mayor ingesta de fibra o baños de asiento. Algunas personas con fisura anal podrían necesitar medicamentos o, en ocasiones, cirugía.

Atención de fisura anal en Mayo Clinic

Síntomas

Entre los signos y los síntomas de una fisura anal se incluyen:

  • Dolor, a veces intenso, durante el movimiento intestinal
  • Dolor tras el movimiento intestinal que puede durar hasta varias horas
  • Sangre de color rojo brillante en las heces o el papel higiénico tras un movimiento intestinal
  • Picazón o irritación alrededor del ano
  • Una grieta visible en la piel que rodea el ano
  • Un bultito o papiloma cutáneo en la piel cercana a la fisura anal

Cuándo consultar con el médico

Consulta con tu médico si sientes dolor durante el movimiento intestinal u observas sangre de color rojo brillante en las heces o el papel higiénico tras un movimiento intestinal.

Causas

Las causas frecuentes de la fisura anal comprenden:

  • Expulsión de heces grandes o duras
  • Estreñimiento y esfuerzo en las evacuaciones intestinales
  • Diarrea crónica
  • Inflamación de la región anorrectal, causada por la enfermedad de Crohn u otra enfermedad intestinal inflamatoria
  • Parto

Las causas menos frecuentes de las fisuras anales comprenden:

  • Cáncer de ano
  • VIH
  • Tuberculosis
  • Sífilis
  • Herpes

Factores de riesgo

Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir una fisura anal son:

  • Primera infancia. Muchos bebés sufren una fisura anal durante el primer año de vida; los expertos desconocen la causa.
  • Edad avanzada. Los adultos mayores pueden sufrir una fisura anal, en parte, a causa de la circulación lenta, que reduce el flujo sanguíneo en la zona del recto.
  • Estreñimiento. El esfuerzo durante la evacuación intestinal y la eliminación de heces duras aumenta el riesgo de desgarro.
  • Parto. Las fisuras anales son más frecuentes en las mujeres tras el parto.
  • Enfermedad de Crohn. Esta enfermedad intestinal inflamatoria causa la inflamación crónica del intestino, por lo que el revestimiento del conducto anal puede volverse más vulnerable a los desgarros.
  • Relaciones sexuales anales.

Complicaciones

Complications of anal fissure can include:

  • Failure to heal. An anal fissure that fails to heal within six weeks is considered chronic and may need further treatment.
  • Recurrence. Once you've experienced an anal fissure, you are prone to having another one.
  • A tear that extends to surrounding muscles. An anal fissure may extend into the ring of muscle that holds your anus closed (internal anal sphincter), making it more difficult for your anal fissure to heal. An unhealed fissure can trigger a cycle of discomfort that may require medications or surgery to reduce the pain and to repair or remove the fissure.

Prevención

Es posible evitar una fisura anal si tomas medidas para evitar el estreñimiento. Ingiere comidas ricas en fibra, bebe mucho líquido y ejercítate de forma regular para evitar tensión durante la evacuación intestinal.

Aug. 18, 2017
References
  1. Feldman M, et al. Diseases of the anorectum (Enfermedades anorrectales). En: Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management (Enfermedades gastrointestinales y hepáticas de Sleisenger y Fordtran: fisiopatología, diagnóstico y tratamiento). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 17 de septiembre de 2015.
  2. Anal fissure (Fisura anal). American Society of Colon and Rectal Surgeons (Sociedad Estadounidense de Cirujanos de Colon y Recto). https://www.fascrs.org/patients/disease-condition/anal-fissure-expanded-information. Último acceso: 17 de septiembre de 2015.
  3. Wald A, et al. ACG Clinical Guideline: Management of benign anorectal disorders (Directriz clínica del Colegio Americano de Gastroenterología: Control de trastornos anorrectales benignos). American Journal of Gastroenterology (Revista Estadounidense de Gastroenterología). 2014; 109:1141.
  4. Perry WB, et al. Practice parameters for the management of anal fissures (3rd revision) (Parámetros de práctica para el tratamiento de fisuras anales [3.ª revisión]). Diseases of the Colon & Rectum (Enfermedades de colon y recto). 2010; 53:1110.
  5. Nelson RL, et al. Non surgical therapy for anal fissure (Tratamiento no quirúrgico de fisuras anales). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD003431.pub3/abstract. Último acceso: 17 de septiembre de 2015.
  6. Breen E, et al. Anal fissure: Clinical manifestations, diagnosis, prevention (Fisura anal: manifestaciones clínicas, diagnóstico, prevención). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 17 de septiembre de 2015.
  7. Breen E, et al. Anal fissure: Medical and surgical management (Fisura anal: tratamiento médico y quirúrgico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 17 de septiembre de 2015.
  8. Cook AJ. Allscripts EPSi. Rochester, Minn. 15 de julio de 2015.