Descripción general

La enfermedad de Addison es un trastorno que aparece cuando el cuerpo no produce suficiente cantidad de ciertas hormonas que segregan las glándulas suprarrenales. En la enfermedad de Addison, las glándulas suprarrenales producen muy poco cortisol y, generalmente, también producen niveles insuficientes de aldosterona.

La enfermedad de Addison, también llamada insuficiencia suprarrenal, afecta a personas de cualquier edad y de ambos sexos. La enfermedad de Addison puede poner en peligro la vida.

El tratamiento contra la enfermedad de Addison implica tomar hormonas que sustituyen la producción insuficiente de tus glándulas suprarrenales, a fin de imitar los efectos beneficiosos que producen las hormonas que tu cuerpo fabrica naturalmente.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Addison se suelen desarrollar lentamente, a menudo, durante varios meses, y pueden incluir lo siguiente:

  • Fatiga extrema
  • Pérdida de peso y disminución del apetito
  • Oscurecimiento de la piel (hiperpigmentación)
  • Presión arterial baja, incluso desmayos
  • Ansias de consumir sal
  • Bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia)
  • Náuseas, diarrea o vómitos
  • Dolor abdominal
  • Dolores musculares o de las articulaciones
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Caída del vello corporal o disfunción sexual en las mujeres

Insuficiencia suprarrenal aguda (crisis de Addison)

Sin embargo, a veces, los signos y síntomas de la enfermedad de Addison pueden aparecer repentinamente. En caso de una insuficiencia suprarrenal aguda (crisis de Addison), los signos y síntomas también pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor en la parte inferior de la espalda, el abdomen o las piernas.
  • Intensos vómitos y diarrea que causan deshidratación.
  • Presión arterial baja.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Nivel alto de potasio (hiperpotasiemia) y nivel bajo de sodio (hiponatriemia).

¿Cuándo debes consultar a un médico?

Consulta a tu médico si tienes signos y síntomas que suelen ser frecuentes en personas con enfermedad de Addison, como los siguientes:

  • Oscurecimiento en áreas de la piel (hiperpigmentación)
  • Fatiga severa
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Problemas gastrointestinales, como náuseas, vómitos y dolor abdominal
  • Mareos o desmayos
  • Ansias de consumir sal
  • Dolores musculares o de las articulaciones

Tu médico podrá ayudarte a determinar si la enfermedad de Addison u otro trastorno médico pueden estar causando estos problemas.

Causas

La enfermedad de Addison ocurre cuando tus glándulas suprarrenales están dañadas y producen cantidades insuficientes de la hormona cortisol y, a menudo, de aldosterona también. Estas glándulas se encuentran justo encima de los riñones. Como parte de tu sistema endocrino, estas producen hormonas que dan instrucciones a prácticamente todos los órganos y tejidos de tu cuerpo.

Las glándulas suprarrenales están conformadas por dos secciones. El interior (médula) produce hormonas similares a la adrenalina. La capa externa (corteza) produce un grupo de hormonas llamadas corticoesteroides, que incluyen glucocorticosteroides, mineralocorticoesteroides y hormonas sexuales masculinas (andrógenos).

Algunas de las hormonas que produce la corteza son esenciales para la vida — los glucocorticosteroides y los mineralocorticoesteroides.

  • Glucocorticosteroides.Estas hormonas, que incluyen el cortisol, influyen sobre la capacidad de convertir los alimentos que ingerimos en energía, desempeñan un rol en la reacción inflamatoria del sistema inmunitario y ayudan al cuerpo a responder ante el estrés.
  • Mineralocorticoesteroides.Estas hormonas, que incluyen la aldosterona, mantienen el equilibrio de sodio y potasio del cuerpo para mantener una presión arterial normal.
  • Andrógenos. Las glándulas suprarrenales producen estas hormonas sexuales masculinas en pequeñas cantidades en hombres y mujeres.Estas hormonas provocan el desarrollo sexual de los hombres e influyen sobre la masa muscular, la libido y el sentido de bienestar, tanto en los hombres como en las mujeres.

Insuficiencia suprarrenal primaria

La enfermedad de Addison aparece cuando la corteza está dañada y no produce suficiente cantidad de hormonas. Cuando la enfermedad implica daños de las glándulas suprarrenales, los médicos hablan de insuficiencia suprarrenal primaria.

La insuficiencia de las glándulas suprarrenales para producir hormonas corticosuprarrenales suele ser el resultado de un ataque del propio organismo (enfermedad autoinmune). Por causas desconocidas, el sistema inmunitario cree que la corteza suprarrenal es un elemento extraño, es decir, algo que debe atacar o destruir.

Otras causas de la insuficiencia de la glándula suprarrenal pueden ser las siguientes:

  • Tuberculosis
  • Otras infecciones de las glándulas suprarrenales
  • Avance del cáncer en las glándulas suprarrenales
  • Hemorragia en las glándulas suprarrenales, que puede ocurrir como una crisis suprarrenal sin ningún síntoma previo.

Insuficiencia suprarrenal secundaria

La insuficiencia suprarrenal también puede ocurrir cuando la glándula pituitaria se enferma. La glándula pituitaria segrega una hormona llamada hormona adrenocorticotrópica (adrenocorticotropic hormone, ACTH), que estimula la corteza suprarrenal para que segregue sus hormonas. La producción inadecuada de ACTH puede llevar a que las glándulas suprarrenales segreguen una cantidad insuficiente de las hormonas que normalmente producen, incluso cuando las glándulas suprarrenales no estén dañadas. Los médicos llaman a este trastorno insuficiencia suprarrenal secundaria.

Otra causa muy frecuente de insuficiencia suprarrenal secundaria ocurre en el caso de aquellas personas que toman corticoesteroides para el tratamiento de enfermedades crónicas, como asma o artritis, e interrumpen abruptamente el tratamiento.

Crisis de Addison

Si tienes enfermedad de Addison y no has recibido tratamiento, el estrés físico (por ejemplo, una lesión, una infección o una enfermedad) te puede provocar una crisis de Addison.