Los factores que pueden aumentar el riesgo de leucemia linfocítica aguda comprenden los siguientes:

  • Tratamientos oncológicos previos. Los niños y los adultos que se han sometido a ciertos tipos de quimioterapia y radioterapia por otros tipos de cáncer pueden tener un mayor riesgo de padecer leucemia linfocítica aguda.
  • Exposición a la radiación. Las personas expuestas a niveles muy altos de radiación (como los sobrevivientes de accidentes de reactores nucleares) tienen mayor riesgo de padecer leucemia linfocítica aguda.
  • Trastornos genéticos. Ciertos trastornos genéticos, como el síndrome de Down, están asociados con un mayor riesgo de padecer leucemia linfocítica aguda.
  • Tener un hermano con leucemia linfocítica aguda. Las personas que tienen un hermano o una hermana (sean mellizos o no) con leucemia linfocítica aguda tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad.
Jan. 28, 2016