El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Por lo general, el acné aparece en la cara, el cuello, el pecho, la espalda y los hombros. Hay tratamientos efectivos, pero el acné puede ser persistente. Los granos y erupciones sanan lentamente, y cuando uno empieza a desaparecer, otros parecen aflorar.

El acné es más frecuente en los adolescentes, con una prevalencia reportada de 70 a 87 por ciento. Progresivamente, también los niños están empezando a sufrir el acné.

Según su gravedad, el acné puede causar angustia emocional y dejar cicatrices en la piel. Mientras más pronto empieces el tratamiento, menos riesgo tienes de que deje daño físico y emocional.

Jan. 20, 2015